«Tengo plena confianza en que el próximo alcalde de Tapia será del PP»

Dulce Martínez y Enrique Fernández, en el Pleno. /  D. S. F.
Dulce Martínez y Enrique Fernández, en el Pleno. / D. S. F.

D. S. FUENTE TAPIA DE CASARIEGO.

El alcalde de Tapia de Casariego, el popular Enrique Fernández, presentó ayer su renuncia a la Alcaldía ante el Pleno municipal. En su discurso de despedida, el regidor, que ha formado parte de la Corporación durante 35 años, tuvo claro que su sustituto «será del PP y que, con la ayuda de los compañeros de grupo, la nueva sabia y la participación del concejal de Foro, formen un equipo de gobierno compacto», dijo Fernández. Una afirmación que no está nada clara, ya que tras el Pleno, el propio edil de Foro, advirtió de que «tengo que hablar con unos y con otros», haciendo referencia a los concejales del PP y del PSOE, que tienen cinco ediles cada uno, y que dependen del voto de Foro para alcanzar la Alcaldía. «Si tan claro lo tenía, que lo hubiesen dejado organizado antes de la renuncia», dijo el edil forista, tras asegurar que «en principio no hay ningún pacto».

El popular Guzmán Fernández es, desde ayer, el alcalde en funciones. «Es un trámite, que nadie se confunda», aclaró el concejal, quien no descartó presentarse como candidato a la Alcaldía.

El regidor saliente hizo hincapié en que en sus cinco años de mandato, «la deuda que ascendía en 2013 a 5.572.182,39 euros, se situará finales de 2018 por debajo de los dos millones de euros». En su opinión, esta rebaja en la deuda pública, «demuestra una gestión eficaz».

Por su parte la portavoz del PSOE, Ana Vigón, manifestó que «el tiempo pone, al final, a cada uno en su sitio y será el que juzgue los aciertos y los errores», dijo, en alusión a la gestión del alcalde popular. Al Pleno acudieron los alcaldes de Coaña y Villayón, así como el secretario general del PP, Luis Venta, y quien será nuevo concejal del PP, Pedro Fernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos