La Policía Nacional de Valdés contará con más patrullas de noche tras los robos

El Ayuntamiento tiene previsto ampliar la red de videovigilancia con cargo al remanente. El alcalde atribuye los asaltos a un grupo itinerante

D. S. FUENTE LUARCA.

Han sido varios los establecimientos hosteleros y viviendas que en los últimos días han sido asaltados en el concejo de Valdés. Por esta situación, el alcalde, el socialista Simón Guardado, reunió ayer a los jefes de la Policía Local y la Policía Nacional, con el objetivo de elaborar un plan de actuaciones conjunto e intensificar la coordinación entre ambas fuerzas.

Entre las medidas adoptadas está la de intensificar las patrullas nocturnas de la Policía Nacional, pues es un servicio que no puede llevar a cabo la Policía Local, que no cuenta con plantilla suficiente, ya que este turno «fue eliminado en 2011 por el gobierno del tripartito de Vallejo», recordó el regidor, quien cree que «ahora es difícil de recuperar».

Tras la reunión, el alcalde anunció que el equipo de gobierno está estudiando la posibilidad de ampliar la red de videovigilancia con que cuenta la villa, que se hará «con cargo al remanente de tesorería», señaló, sin cuantificar la inversión, que «todavía no está cerrada».

La recaudación y la tragaperras

Esta medida será un elemento disuasorio a la hora de cometer un robo. Las nuevas cámaras de vigilancia entrarán en funcionamientos este mismo año. Además, las que están activas ya han servido para resolver hurtos en la villa blanca. Se ubican en el centro y en zonas de paso, como la entrada y la salida de Luarca, con el objetivo de identificar a malhechores y los vehículos con los que circulan, pudiendo así averiguar la dirección que toman. Las imágenes de los robos de los últimos días «se están analizando», explicó el regidor, quien cree que se trata de «una banda itinerante». El primer edil no quiso detallar la cantidad de robos producidos en los últimos días, porque «es cosa de la investigación».

Los que ha trascendido hasta la fecha es que se trata de un grupo que asalta los establecimientos de hostelería llevándose el dinero de las registradoras y arrasando con las máquinas tragaperras del interior.

El alcalde ha querido destacar que en el concejo valdesano «los delitos son muy pocos», y que Valdés «es un municipio calificado de alta seguridad». Por ello, cree que los asaltos de los últimos días «son puntuales». Así lo indicó al finalizar el encuentro con los cuerpos de policiales, una reunión «informal» para tratar de resolver este asunto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos