El pote se saborea en Navelgas

Teresa Fernández, Josefina Rodríguez y Aroa García, con sus potes, los mejores del festival. /  D. S. F.
Teresa Fernández, Josefina Rodríguez y Aroa García, con sus potes, los mejores del festival. / D. S. F.

El jurado eligió el guiso de Josefina Rodríguez como el mejor del festival, mientras que el público seleccionó el de Aroa García Los expertos aseguran que este plato tradicional «tiene que incluir fabes pintes»

DAVID SUÁREZ FUENTE NAVELGAS.

Patatas, berzas, fabes, chorizo, morcilla y tocino. Son los ingredientes que no pueden faltar en el emblemático pote de berzas, el protagonista indiscutible de este fin de semana en Navelgas. Sus vecinos rindieron homenaje a este plato en el ya consolidado Concurso de Potaje, que organiza la Asociación Cultural El Arbedeiro.

Este certamen suma dieciséis ediciones y en esta última compitieron diez platos por alzarse con el galardón que distingue al mejor pote asturiano en Navelgas. Fue una competición en la que solo participaron mujeres y en la que el primer premio del jurado fue para Josefina Rodríguez 'Tita', vecina de Navelgas. «El pote tiene que llevar buena mercancía y compango casero», dijo, añadiendo que utilizó la receta que aprendió de pequeña de su madre. «No obstante, habitualmente en casa lo hago más light».

Por su parte, José Emilio Fernández, gerente de La Nueva Allandesa y miembro del jurado, explicó que «el auténtico pote asturiano no lleva faba blanca, debe de ser pinta». El responsable de este establecimiento, cuyo pote fue elegido el pasado marzo como el mejor de España, reconoce que «hacer el potaje con faba blanca es un error, la gente lo hace para mejorarlo, pero se equivoca». Fernández explicó que la textura del pote debe estar bien ligada, «sin que la patata y la berza naden en el caldo», dijo.

En este concurso tan solo dos de los platos llevaban faba pinta entre sus ingredientes y quedaron en segundo y tercer lugar. Correspondían al de Teresa Fernández, del barrio de La Atalaya en Navelgas (tercer premio) y Aroa García, vecina de la localidad (segundo), quien, además, logró hacerse con el primer premio popular. «Este año le añadí un sofrito de cebolla, ajo y pimentón», explicaba, siguiendo los consejos de su abuela, Rogelia Martínez, de Naraval. El público también distinguió a Josefina Rodríguez con el segundo puesto y a Marinita Peláez con el tercero.

La cata jurado se hizo a ciegas, al igual que la del público asistente, que probó los diferentes potes y valoró su sabor y consistencia, en un concurso en el que «es difícil decidirse», dijo uno de los participantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos