El Principado anuncia un protocolo para defender Muniellos de los incendios

En 2018 se destinarán 8,3 millones de euros para la defensa contra el fuego y el desarrollo de zonas forestales

B. G. H.

En el debate de orientación política celebrado ayer en la Junta General, el presidente, Javier Fernández, anunciaba una serie de medidas destinadas a prevenir los incendios forestales en la comarca suroccidental de Asturias. En concreto, el gobierno regional explicaba que se impulsará un programa específico para la prevención, extinción e investigación de incendios en los concejos de esta comarca, «que incluirá un protocolo especial para la reserva de Muniellos».

El protocolo especial para defender la reserva natural de Muniellos, aún por concretar, incidirá en el refuerzo de la colaboración con la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias (UME) «para mejorar la vigilancia y la respuesta a los incendios», según explicaba Fernández en la Junta General. El presidente, no obstante, quiso subrayar que en Asturias «los servicios de extinción funcionan bien, con profesionalidad y eficacia».

El pasado mes de octubre las llamas se acercaron a las inmediaciones de esta Reserva de la Biosfera, situándose una de las columnas de fuego entre Seroiro y Valdebois. En esta zona protegida de unos 57 kilómetros cuadrados de extensión se encuentran robles de distintas especies, de hasta seis metros de diámetro, hayedos, abedules y acebos que forman parte del hábitat del oso pardo y el urogallo, entre otras especies.

Tal y como recordó el presidente, en la última oleada de incendios ardieron un total de 12.825,78 hectáreas, la mayoría de ellas en los concejos de Ibias, Cangas del Narcea, Degaña y Tineo. La zona suroccidental sufrió los peores siniestros, con seis grandes incendios, aquellos que arrasan más de 500 hectáreas de terreno. Los dos mayores se registraron en Ibias, donde se quemaron 3.379 hectáreas, y en Uría-Morentán, con otras 2.700. Los daños ocasionados en estos fuegos fueron valorados en más de 52 millones de euros.

No serán las únicas medidas que se llevarán a cabo en la región para prevenir los incendios forestales. Según el gobierno regional, en 2018, la consejería de Desarrollo Rural prevé destinar 8,3 millones de euros a infraestructuras de defensa contra los fuegos y al desarrollo de zonas forestales. María Jesús Álvarez ya había avanzado el domingo, durante el XXVII Certamen de la Castaña de Arriondas, una línea de subvenciones de 1.150.000 euros destinada a las entidades locales para ejecutar fajas auxiliares; así como otra orientada al desarrollo forestal de montes privados con un presupuesto de 3,7 millones.

Fotos

Vídeos