Roban en una casa de Zardaín al hacerse pasar por técnicos de electricidad

El robo en la primera casa del pueblo ha puesto en alerta a los vecinos de Zardaín.
El robo en la primera casa del pueblo ha puesto en alerta a los vecinos de Zardaín. / B. G. H.

Se llevaron mil euros de una vivienda del pueblo tinetense, a la que acudieron para cobrar el cambio de un contador

BELÉN G. HIDALGO ZARDAÍN (TINEO).

Anita Eloína García Álvarez fue víctima de un timo, que ya ha sido denunciado ante la Guardia Civil de Tineo. Estaba en su propia casa, justo a la entrada del pueblo, Zardaín, cuando dos individuos le sorprendieron haciéndose pasar por técnicos de una compañía eléctrica. Éstos le robaron mil euros. «Mi madre estaba en la puerta, arreglando unas flores», explica Mari Cruz Rodríguez, pues Anita aún trata de reponerse del susto. Los supuestos técnicos le dijeron que venían a cobrarle el cambio de un contador que habrían realizado un tiempo atrás. Ella se negó a pagar, alegando que todo estaba domiciliado y que eran sus hijos quienes se encargaban de esas cuestiones. Entonces, cometió un error: confesó que estaba sola. El técnico entró en la casa y exigió «con muy malas formas» el pago de 250 euros. «Mi madre era consciente de que aquello era un timo, pero actuó así por miedo. Subió a la habitación y sacó la cantidad que le pidieron. Dejó el sobre con el dinero restante encima de la cama», dice su hija. Fuera, en el coche, esperaba un segundo individuo. Tras entregar el dinero, le exigieron firmar un documento. Ella se negó. «Le distrajeron y subieron a por el resto», relata Mari Cruz.

Desconfianza

Pocos vecinos podrían imaginar que algo así pudiese suceder en su pueblo. Siempre han vivido tranquilos. Tanto, que poco son los que hasta el lunes tenían por costumbre cerrar con llave las viviendas. A partir de ese momento, las casas del pueblo permanecen cerradas a cal y canto. Los vecinos, en su mayoría gente mayor, preguntan con recelo antes de abrir.

«Habrá que andarse prevenido», decía Manuel Berdasco, que no recordaba ningún caso similar en Zardaín. «Lo que pasó a Anita nos pudo haber pasado a cualquier de nosotros.», afirmaba Maruja Álvarez, una vecina que ya piensa en instalar un timbre con cámara en su vivienda para estar más segura. «Nunca cierro con llave. Ahora ya no dejaremos las puertas abiertas. Perdimos la confianza», añadía. Antes de irse al huerto, Mercedes Álvarez cerró con llave su casa. «Nos engañan a todos. Lo peor no es lo que se llevan es el daño que te puedan hacer», indica. «Algunas viviendas tienen rejas, pero no podemos vivir como en una cárcel», apuntó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos