Los romeros veneran a San Roque

Cientos de personas acuden a la misa en honor de San Roque, en Tineo. / B. G. H.
Cientos de personas acuden a la misa en honor de San Roque, en Tineo. / B. G. H.

La misa en honor del patrón de los tinetenses convocó a cientos de fieles

BELÉN G. HIDALGO TINEO.

La capilla de San Roque fue el punto de encuentro de quienes acudieron al campo para celebrar la romería en honor del patrón de los tinetenses. Romeros y peregrinos, turistas y locales, coincidieron alrededor de la capilla a mediodía. Comenzaba la misa solemne y el campo, en señal de respeto a San Roque, enmudecía. Ya habría tiempo para seguir festejando.

Cientos de personas acudieron a la procesión. San Roque rodeaba la capilla antes de que se oficiase la misa. Fue una eucaristía con gaita, acompañada por las voces del coro de la Fundación Valdés Salas. El párroco, Celestino Riesgo, recordó en el sermón que San Roque es el patrón de los caminantes y tuvo unas palabras para los peregrinos que realizan el Camino de Santiago, algunos de ellos presentes en la eucaristía. «En Tineo, acogemos a muchos de ellos a su paso por el concejo», apuntó el sacerdote.

Además, invitó a imitar a San Roque y tratar de «luchar contra las pestes» que aquejan a la sociedad. Mientras los fieles asistían a la misa, alejados de la capilla se encontraban quienes esperaban a que ésta terminara para dar buena cuenta de la merienda. «Hasta que no acabe la misa, no se puede comer. Hay que respetar», apuntó Jovino Fernández, quien aseguró que había puesto la mesa para que su mujer no tuviera «nada más que servir». Compartía sombra con Herminio Sanz, natural de Sanabria y marido de una tinetense. Confesó que, en la cesta, había determinados platos que no podían faltar: «El menú suele ser a base de empanadas, chosco de Tineo, un buen lacón, las tortillas...». Bromearon con el colesterol, al que aseguraron que mantendrán a raya «con la ayuda de San Roque y de las pastillas. Un día es un día. Estamos de fiesta», afirmaron estos amigos.

Quienes también esperaban a que la misa acabase eran los integrantes de la banda de gaitas Trisquel. José María Miguel se protegía del sol antes de comenzar la actuación. «Nuestro trabajo es animar la romería con la música de las gaitas y los tambores. Es una tradición de toda la vida», indicó este cántabro que lleva en el concejo casi cincuenta años. «El tiempo nos está respetando y es algo que se agradece. La niebla de esta mañana levantó y nos dejó un día estupendo para disfrutar de la romería», explicó.

Carrera de cintas

Por el campo de San Roque se dejó ver 'la xatina', engalanada con sus cintas. Para ella también era el Día Grande, ya que fue rifada. Además, la tarde tuvo como protagonistas a la música y el deporte. En la bolera, se disputó la final femenina del Campeonato de Asturias de Bolo Celta. Tres horas más tarde, en el campo de fútbol, se dieron cita los jinetes que participaron en la carrera de cintas a caballo.

La nota musical llegó al campo de San Roque con el concierto de Juanillous 3.0 y James & The Brownies, a las 16:30 horas. Las charangas recogieron el testigo. New Tocados y Artistas del Gremio animaron la velada antes de que las orquestas gallegas amenizasen la gran verbena. Marbella y París de Noia animaron el baile hasta la madrugada para que los más incansables disfrutasen de la fiesta hasta altas horas.

Temas

Tineo

Fotos

Vídeos