Santa Eulalia quiere agilizar los trámites del PGOU para que se instalen empresas

Vista general de Santa Eulalia de Oscos desde el Ayuntamiento. /  D. S.
Vista general de Santa Eulalia de Oscos desde el Ayuntamiento. / D. S.

El proyecto está bloqueado al quebrar la empresa adjudicataria, a la que ahora pretenden rescindir el contrato

DAVID SUÁREZ FUENTE SANTA EULALIA.

Con la intención de desbloquear la redacción del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) se reunió ayer el alcalde de Santa Eulalia de Oscos, Marcos Niño, con el director general de Urbanismo, Juan Fernández Pereiro.

El Plan comenzó a redactarse en 1995 y sufrió cambios en la adjudicación de la empresa redactora en 1999, porque la empresa «dio quiebra», explicó el alcalde, quien pretende liquidar el contrato con esta firma para sacarlo de nuevo a concurso. Y es que este bloqueo de 23 años que no ha permitido el desarrollo del concejo de una manera «dinámica», dijo el primer edil.

La idea de sacar adelante el nuevo PGOU permitirá al concejo la instalación de empresas, de tal forma que «se eviten las trabas para instalar una ganadería o una empresa en el concejo», dijo Niño. El Plan también recogerá zonas de especial protección en la zona de la Seimeira, así como en el núcleo de Ferreira. Situación que hay que cuidar «para conservar el territorio», puso de manifiesto el alcalde, quien no ve incompatible la conservación con el desarrollo económico.

«Buscamos potenciar la agricultura y la ganadería», explicó niño, quien calificó el futuro nuevo plan como «dinámico y permisible». La idea es que se puedan instalar nuevas empresas en el concejo como puede ser «un matadero», pero en ningún caso se haría «en un área industrial», dijo el regidor quien puso como ejemplo la tercera fase del Polígono de Barres en Castropol o el área de Taramundi donde las parcelas «se venden a precios muy bajos».

Aunar núcleos rurales

La redacción de este nuevo plan también permitirá aunar núcleos rurales, que hasta la fecha, por estar dispersos en el territorio no se recogían como tal, y generaba dificultades a la hora de ejecutar cualquier tipo de construcción. Situación que con la redacción del nuevo documento se pretende evitar «dando facilidades a los vecinos, sin dejar de proteger el territorio», explicó Niño.

El PGOU está sin redactar y, según el regidor, «no estará listo esta legislatura» y adelantó que Fernández Pereiro dio el visto bueno para desbloquear la actual situación urbanística que sufre el concejo. Un proyecto que tardará en redactarse «unos dos años», dijo el alcalde, mostrándose optimista.

El Plan «no reservará espacios para eólicos», afirmó Niño, quien recordó que «el Principado debería haber ordenado esta instalación a nivel comarcal», redundando los beneficios de las energías renovables en toda la comarca. «Ahora no tiene sentido hacerlos», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos