El suroccidente cata sus propias mieles

Una mujer asiste a la Feria de la Miel del suroccidente, en el Parador de Corias, donde se cata y se compra el producto. / B. G. H.
Una mujer asiste a la Feria de la Miel del suroccidente, en el Parador de Corias, donde se cata y se compra el producto. / B. G. H.

El Parador de Corias organiza la primera feria del sector apícola en la comarca. Los productores afirman que «hay futuro»

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

Las montañas del suroccidente cuentan con una flora rica en brezos, castaños y robles. Sus flores son las canteras en las que trabajan las abejas de la comarca. Su infatigable labor se ha convertido en un recurso económico que explotan varios productores de miel de la comarca. Algunos de ellos acudieron ayer a la primera edición de la Feria de Miel del suroccidente asturiano, organizada por el Parador de Corias.

María Barrero asistió en representación de Mieles La Puela. Allí explicó que las mieles de la zona «son de montaña, generalmente oscuras. Predomina la miel de brezo, castaño y roble». Existen, por tanto, mieles para todos los paladares. Para Jordi Ciurans, un turista de Barcelona, la variedad de roble fue su preferida. «Es más consistente. La de castaño me ha resultado demasiado suave», apuntaba. Menos agradable fue la cata de polen para este turista. «Tiene un sabor raro. Me han dicho que es buena para las articulaciones, pero hay que ser asiduo y dudo que lo sea», confesaba.

Cada miel reúne unas cualidades determinadas. Así, según explican los productores, la de castaño es más dulce que la de brezo. La primera destaca por sus propiedades antibacterianas; la segunda, por su contenido en antioxidantes.

El mayor problema del sector obedece a cuestiones sanitarias, explican los apicultores. «Hay que tratar a las abejas como se merecen. El abandono de una colmena genera un foco de infección muy dañino que afecta a las demás colmenas», indicó Alberto Uría, de Miel Outurelos. Su empresa trabaja ofreciendo otros productos con la miel como protagonista: «Hacemos helados a través de una empresa de Tineo, bombones de miel de castaño con otra de Cangas del Narcea...», detallaba. «Hay futuro».

Muestra de ello es la presencia en la feria de mieles La Realera. Marta Bobis, joven productora ibiense, afirmaba que su miel es multifloral. «No tenemos capacidad para producir miel diferenciando las floraciones; por eso, recolectamos una vez al año», especificó. Así, su producto aúna, sobre todo, brezo, pero también castaño.

Fotos

Vídeos