El suroccidente toma aliento y se prepara para el próximo envite

El suroccidente toma aliento y se prepara para el próximo envite

La comarca apura la limpieza de vías en una mañana sin precipitaciones que ha permitido recuperar el suministro en gran parte de los hogares

B. G. H.

Una tregua. Así podrían resumirse las últimas horas en la comarca suroccidental de Asturias. En las cotas más bajas, apenas ha nevado, sin embargo, la helada ha endurecido la capa de nieve en las zonas más altas complicando el tráfico, sobre todo, en las carreteras de la red secundaria. Los puertos de La Marta, el Connio y el Pozo de Las Mujeres Muertas siguen cerrados al tráfico y es obligatorio el uso de cadenas en el puerto de Leitariegos, el Palo, Cerredo y Somiedo.

En Cangas del Narcea la situación de los accesos ha ido mejorando en las últimas horas. El principal problema continúa localizado en el argayo de la carretera que une el concejo con Ibias, en la AS-29. El alcalde, José Víctor Rodríguez, explicaba que las labores se centran sanear el talud y picar la roca que se ha desprendido, que supera las 300 toneladas. «He pedido a la empresa que ejecuta las obras que habilite un paso peatonal, por si hay una urgencia. Además, he trasladado a 112 y al Consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, la necesidad de garantizar y mantener abierto este alto para que los tres pueblos del Coto no se vean incomunicados», explicaba. La circulación en el resto de carreteras del concejo comienza a recuperar la normalidad, siendo necesario el uso de cadenas en la gran mayoría por la cantidad de nieve acumulada. No obstante, se han retirado más de un centenar de árboles caídos sobre las vías. En cuanto al suministro eléctrico, «ha sido restablecido en todos los pueblos del concejo», concluía el regidor cangués. En el concejo vecino, Ibias continúan trabajando desde ayer en la retirada del argayo localizado en la carretera AS-212, debajo de Luiña, vía alternativa al corte por el derrumbe que afecta a la AS-29.

En Pola de Allande se lograba abrir el puerto del Palo al tráfico, aunque con cadenas. «El espesor considerable de la nieve y el hielo acumulado hicieron que solo pudieran ser removidos con la máquina fresadora», explica el alcalde, José Antonio Mesa. La situación más complicada continúa localizada en la AS-34, la carretera que une Berducedo con el Pozo de las Mujeres Muertas «por la cantidad de árboles que aún quedan en las vías», señala el regidor. Una realidad que se complica con el argayo que impide la salida a través del Pozo de las Mujeres Muertas. Los esfuerzos se han centrado en recuperar el suministro eléctrico en el concejo, un objetivo ya alcanzado. Esta mañana los trabajos de los operarios municipales tenían como objetivo lograr acceder a Cabral, «un pueblo al que aún no hemos logrado llegar», señalaba el regidor.

En el concejo de Belmonte de Miranda el gran problema continúa siendo la falta de suministro eléctrico que aún afecta a varios pueblos. Según el SEPA, todavía continúan sin servicio unos 150 clientes. Así, Aguasmestas, Cuevas y Noceda habían recuperado la electricidad, aunque con un servicio precario. Almurfe, Agüera, La Arena, San Esteban contaban con luz, pero a través de los grupos electrógenos instalados en la jornada de ayer, mientras logran solucionar la avería. En Las Estacas y Balbona lograban recuperar el suministro de forma provisional hace apenas unas horas. En cuanto a los accesos, desde el Ayuntamiento informan que continúan trabajando en la limpieza de las vías. A lo largo de la mañana, se abrió el paso a Modreiros y a Cuevas; se prevé que sigan trabajando en La Corredoria, Dolia y Las Cruces. Se limpiaron también los accesos a Alceo y El Abango y continúan por Begega y los pueblos vaqueiros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos