Talan 250 pinos de la Reserva Natural de Barayo para recuperar las dunas

Los operarios recogen los pinos talados en el sistema dunar de la Resarva Natural Parcial de Barayo. /  D. S. F.
Los operarios recogen los pinos talados en el sistema dunar de la Resarva Natural Parcial de Barayo. / D. S. F.

El Proyecto Life Arcos pretende conservar el arenal a través de especies autóctonas y evitar así el desnivel causado por el temporal

DAVID SUÁREZ FUENTE BARAYO.

Los asiduos a la Reserva Natural Parcial de Barayo, que comparten los concejos de Navia y Valdés, han visto estos días como los 250 pinos que se encontraban sobre el sistema dunar de este arenal han sido talados con el objetivo de recuperar las dunas y preservar las especies y hábitats de la Red Natura 2000, dentro del proyecto europeo Life Arcos, en el que se recuperan diez arenales del País Vasco, Cantabria y Asturias, entre los que se encuentra Barayo, la Playa de Vega y, en breve, Verdicio.

En la jornada de ayer, el director del proyecto, el catedrático de botánica de la Universidad de Oviedo, Tomás Díaz, visitó ayer los trabajos realizados en esta reserva y explicó que «los pinos plantados en la década de los cincuenta para fijar las dunas han dejado de ser útiles». Por eso, ahora el Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (Indurot) pretende ocupar la superficie dunar con plantas de los hábitats dunares consideradas raras o en peligro de desaparición, que ayudarán a regenerar las montañas de arena de esta playa, actuación que se llevará a cabo a lo largo del 2018. Además aprovecharán también para eliminar las especies invasoras «utilizando métodos no agresivos», dijo Díaz, al tiempo que comentó que «ya hemos experimentado tapando las plantas con plástico negro y evitando que realicen la fotosíntesis».

Con la tala de estos árboles también se pretende evitar la erosión que desde 2014 vienen causando los temporales en Barayo, generando un desnivel de más de 2,5 metros entre el arenal y el sistema dunar, una situación «no se solucionará en su totalidad», dijo el director, quien aseguró que con los últimos temporales «el desnivel progreso».

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Navia, Marino Fernández, calificó la actuación como «necesaria» y recordó que «era una demanda del Ayuntamiento». Fernández aludió al desnivel generado por las fuertes marejadas y comentó que «contra los temporales no podemos hacer nada». En su opinión, con esta actuación del proyecto Life Arcos ,«se conseguirá que las dunas estén vidas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos