El mal tiempo merma la presencia de reses en la feria de Ramos en Cangas

Algunas de las pocas reses que se pudieron ver en la feria de Ramos de Cangas del Narcea. / B. G. H.
Algunas de las pocas reses que se pudieron ver en la feria de Ramos de Cangas del Narcea. / B. G. H.

Los ganaderos confían en remontar un invierno duro en el que debieron recurrir a un forraje «escaso y muy caro»

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

No fue una feria de Ramos con gran presencia ganadera. En el recinto ferial de La Imera se contaban poco más de sesenta reses de vacuno. El tiempo no acompañaba y los ganaderos mostraban su anhelo por recibir el buen tiempo. «Hace mucho frío y la gente quiere sacar ya el ganado fuera, pero no se puede con este tiempo», lamentaba el ganadero conocido como 'Tito', de Luarca. Cuenta que el pasado fue un invierno duro «que no acaba» y le obliga a mantener aún las reses estabuladas a base de forraje. Un forraje que «estuvo escaso y muy caro», lamentó el valdesano, que cruza los dedos para que se cumpla el dicho de 'año de nieves, año de bienes'.

José Ángel Álvarez llegó desde Grao con cinco reses. Vendió dos y compró una. Explicó que se estaban pagando a 1.500 euros la vaca parida. «Se vende poco, no hay muchos compradores y los tratos son regulares», relataba este tratante, que coincidía en señalar la crudeza del invierno: «Esta última nevada sobraba».

No tuvieron mejor suerte los criadores de cerdo. Daniel Fernández, de Biescas, calificó la feria de «floja y con pocas ventas». De sesenta cerdos, vendió apenas once.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos