Valdés acuerda con los taxistas ubicar la parada en el paseo Gómez

Uno de los taxistas, transitando ayer por el paseo Gómez, donde se ubicará la nueva parada de taxis de Luarca. /  D. S. FUENTE
Uno de los taxistas, transitando ayer por el paseo Gómez, donde se ubicará la nueva parada de taxis de Luarca. / D. S. FUENTE

El gremio quería regresar a la plaza Alfonso X El Sabio de Luarca, mientras que el Ayuntamiento proponía la estación de autobuses

DAVID SUÁREZ FUENTE LUARCA.

Al final han llegado a una solución intermedia. El Ayuntamiento de Valdés y los taxistas han acordado ubicar la parada definitiva de taxis de Luarca en el paseo Gómez. Lo hacen tras la negativa del equipo de gobierno a permitir que el servicio regresara a la plaza Alfonso X El Sabio, que fue peatonalizada el pasado mes de julio, y en la que «no había sitio para todos los vehículos», dijo el alcalde, Simón Guardado.

En la actualidad los taxis estaban reubicados de manera provisional en la travesía del Teatro Amelia, en una zona en la que «los clientes se tenían que subir por la calzada», recriminaba uno de los taxistas, quien se muestra contento con la solución alcanzada. Y es que la futura ubicación de los taxis se encuentra en una zona que une la plaza del Ayuntamiento, donde querían ubicarse los taxistas, con la estación de autobuses, opción propuesta por el Consistorio.

La nueva parada estará instalada sobre las plazas de aparcamiento de ambos lados de la calle, ocupando incluso tres de los estacionamientos que en la actualidad hay en la plaza Alfonso X El Sabio.

La solución no convence a todos los profesionales, aunque la mayoría han aceptado este espacio, ya que «de lo malo es lo mejor», dijo Manuel Fernández 'Lito', quien reconoció que «no nos podemos cerrar en banda», en unas negociaciones que han durado varias semanas. De hecho, los taxistas llegaron a convocar dos días de huelga y anunciaron que si no se encontraba una solución pararían de manera indefinida.

La nueva ubicación contará, además con «una marquesina», dijo Fernández, quien cree que los taxis «estarán instalados en una zona céntrica con aceras amplias».

Y es que la cabeza de la parada estará ubicada justo en la confluencia con la calle Crucero, una zona peatonal de mucho tránsito en la villa blanca, situación que agrada a los profesionales del sector.

Obras de mejora

El alcalde alabó «el esfuerzo y la colaboración» de los profesionales para buscar esta ubicación, que, dijo, «acondicionaremos con aglomerado, mejoraremos las aceras y habrá más puntos de luz». El primer edil aseguró que la obras «comenzarán en los próximos días». Por ello, confía en que los taxistas estén instalados en su nueva ubicación «antes de que acabe el año».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos