Valdés reduce a la mitad la tasa por instalar barras fuera de los bares

D. S. F. LUARCA.

El equipo de gobierno de Valdés mantendrá el cobro de las tasas por instalar barras fuera de los bares durante las fiestas de agosto. Se trata de un tributo que, según los cálculos de los hosteleros afectados el año pasado, supuso una recaudación de 12.000 euros en 2017. Ante las quejas suscitadas, el regidor propuso reintegrar lo recaudado en la creación de eventos que pueda revertir en beneficio del sector (oferta que la Asociación de Hostelería tilda de «ofensiva» en un comunicado enviado ayer) y rebajar las tasas de 67 euros por metro y día de barra instalada a 33 euros.

Para el gremio, la cuantía de la tasa «sigue siendo muy elevada si se compara con otros municipios cercanos». Los profesionales siguen manifestándose muy críticos con el ejecutivo municipal. Y es que, subrayan, el tributo «solo se le aplica a los locales de hostelería y las barras que se colocan en la plaza del Ayuntamiento no la pagan».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos