Vallejo niega que en los últimos robos pudiese haber influido la falta de Policía Local durante la noche

El edil insta al regidor a derogar el decreto que suprimió el turno y duda de la calidad de la red de vigilancia

BELÉN G. HIDALGO

El portavoz de los concejales no adscritos en el Ayuntamiento de Valdés, José M. Vallejo, ha manifestado su indignación con el alcalde, Simón Guardado, tras insinuar el socialista que en los últimos robos en locales hosteleros de Luarca podría haber influido la retirada del turno de noche en la Policía Local de Valdés cuando él fue alcalde.

Vallejo señaló que el turno de noche se retiró entonces debido a las dificultades económicas que atravesaba el consistorio «tras la nefasta etapa del socialista Juan Fernández Pereiro al frente de la alcaldía valdesana». Añadió que había sido una decisión tomada de forma «muy meditada, con todas las partes, buscando mayor eficacia en los turnos de día al contar con más agentes». El portavoz de los no adscritos apuntó también que Luarca cuenta con la Comisaría de Policía Nacional, con competencias en el ámbito de la seguridad ciudadana. Además, el edil aclaró que la responsabilidad última de eliminar el turno de noche fue suya y no del concejal delegado de seguridad ciudadana, Balbino Suárez Cortina.

«Simón Guardado ha tenido cinco años para derogar el decreto de retirada del turno de noche de la Policía Local y falta a la verdad cuando dice que es difícil de recuperar, sin aportar ningún argumento adicional. En derogarlo se tarda cinco minutos si esa es su verdadera voluntad», afirmó el edil. Vallejo culpó al regidor socialista de montar una red de vigilancia de muy dudosa calidad, siendo necesaria una renovación de los equipos que apenas tienen cos años. «Una buena red de videovigilancia puede resultar mucho más eficaz que las patrullas nocturnas de la Policía Local», concluyó.

Temas

Valdés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos