Los vecinos de Degaña denuncian el «abandono» de los espacios públicos

Los vecinos de Degaña denuncian el «abandono» de los espacios públicos

El alcalde admite que existen deficiencias pero niega «dejadez o pasividad» por parte del Ayuntamiento

EL COMERCIOGijón

Abandonado. Así definen los vecinos de Degaña el estado en que se encuentra su pueblo. Muchos lo achacan a la dejadez, otros lo atribuyen a la falta de medios y hay quienes señalan que lo único que hace falta es voluntad. Lo cierto es que la realidad, como indican varios vecinos, salta a la vista con un simple paseo por la localidad. Son varias las vallas de madera de la travesía que se han roto o cedido, las aceras cuentan con baldosines levantados y en algunas zonas las cubre la maleza y hasta piedras y el parque infantil situado frente al Ayuntamiento suma varios meses precintado al resultar un peligro para los más pequeños. Tampoco corrió mejor suerte el parque anexo al Consistorio, cuyos bancos se encuentran desarmados: «según están no creo que puedan ser utilizados para lo que fueron colocados. Están orientados al monte para que se disfrute del paisaje, pero no te puedes sentar porque las tablas no están sujetas. Es una vergüenza, apunta Verónica Menéndez. «No exigimos inversiones nuevas. Pedimos un mínimo mantenimiento de lo que ya existe», reclama esta vecina de Degaña. Por su parte, el alcalde José María Álvarez Rosón, admite que existen deficiencias, pero niega que exista «dejadez o pasividad» por parte del Ayuntamiento. Asegura que hay intención de acometer algunos arreglos «inminentes».

Jorge Brugos centra su crítica en la falta de limpieza del sistema de alcantarillado y los desbroces. Una carencia que sufre junto a su madre, encargada de mantener limpias las inmediaciones de su propiedad para que la maleza no entre en su casa. «Pasan de todo. O lo arreglamos nosotros o así se queda. Luego con las lluvias arrastra todo, atrancan las alcantarillas...y otro problema», cuenta indignado. No es el único vecino afectado por ello. Marisol Caneiro afirma haber contactado con el Ayuntamiento en innumerables ocasiones para pedir solucionesla con el alcantarillado. «Llegué a llamar hasta el 112», dice esta vecina de Degaña que, tras un año esperando respuesta, afirma que ya se han puesto en contacto con ella para este tema. «Vivimos como en el salvaje oeste, en un abandono total», reitera.

El regidor degañés afirma que para las mejoras en el alcantarillado «habrá presupuesto». No obstante, también aclara que no todas las actuaciones a realizar son responsabilidad del Ayuntamiento. Pone como ejemplo la Casa Sindical, que «no es propiedad 100% municipal» y que luce varias ventanas sin cristales y otras, con ellos rotos. Sin embargo, señala que existe una memoria técnica de 2011 de cara a su arreglo que cifra el presupuesto necesario para su rehabilitación en unos 50.000 euros.

En lo que se refiere al parque infantil, el alcalde explica que la rehabilitación de la casa consistorial y de su entorno fue a cargo de unas subvenciones de Administración Local. «Una vez que terminan las reformas, el compromiso de aceptación de obras y el mantenimiento corresponde al Ayuntamiento. En cuanto a la plaza y el parque, a finales del año pasado, se entregó una memoria, pues tiene diez años de garantía y no debería estar así. Veremos si se puede exigir la reparación de algún desperfecto», alega el regidor que asegura que si finalmente no pusidesen recurrir a la garantía, asumirían las actuaciones pertinentes.

También el estado del consultorio médico degañés ha despertado las críticas de los vecinos, pues la pintura de la fachada se cae a pedazos y las vallas de madera de las inmediaciones están rotas. «El Ayuntamiento acometió una reparación de urgencia en el último trimestre de 2016 en el baño de la vivienda del médico. La consejería hizo reformas en el interior. Se prevé que este año se acometan en el exterior», explicó Álvarez Rosón.

Temas

Degaña

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos