Vegadeo utilizará halcones para ahuyentar a las palomas

José Manuel Pérez se queja porque las palomas comen el pienso.
José Manuel Pérez se queja porque las palomas comen el pienso. / D. S. F.

Ni las figuras de búhos, ni las capturas con redes son suficientes para terminar con una plaga que se extiende por todo el concejo

DAVID SUÁREZ FUENTE VEGADEO.

La guerra contra las palomas continúa en Vegadeo y desde el Ayuntamiento buscan nuevas fórmulas para lograr controlar a esta población. El año pasado el alcalde, el socialista César Álvarez, decidió tomar medidas al respecto y contrató a una empresa especializada que utilizó redes para atrapar a las palomas. Pero ni estas capturas, ni el uso de figuras imitando a los búhos han exterminado a esta plaga que «sigue presente en Vegadeo», según indicó el regidor, quien anunció que durante este mes «serán los halcones los que se encarguen de estas aves».

Y es que el Ayuntamiento ha contratado a una nueva empresa para que utilicen estas aves rapaces con el objetivo de poner fin a los problemas que están causando las palomas a la población veigueña. Las protestas provienen de todo el concejo pero, fundamentalmente, de las propiedades de vecinos. Se quejan, sobre todo, de que «cada poco se les atascan los canalones y tienen que limpiar sus fachadas por los excrementos que dejan estas aves», explicaba el alcalde, quien aseguró que «en zonas de locales abandonados, como el viejo cine, se concentra la mayor población».

Aunque la afección no deja indiferente ningún lugar público. Los bajos del puente de Abraira, principalmente, suponen ya un problema para las ganaderías. El primer edil explica que las palomas «acuden a este lugar a comer el grano del ganado». César Álvarez afirmó que las protestas no se han hecho esperar y que además lo que les preocupa también es que «pueden transmitir enfermedades como la tuberculosis aviar o la salmonelosis».

El alcalde lleva luchando contra las palomas desde su llegada al Consistorio. Y aunque aseguró que «se nota que hemos llevado a cabo varias campañas que han contribuido a reducir el número de ejemplares, todavía hay un importante número».

«Es una plaga»

La sobrepoblación de palomas no es un problema nuevo para los veigueños. De hecho, en numerosas fachadas de edificios públicos, como es el caso del recinto ferial, la Casa de cultura o el propio Ayuntamiento «hemos tenido que colocar pinchos para protegerlas de las palomas».

Y los vecinos también utilizan todo tipo de argucias para evitar que las palomas se posen en sus fachadas y balcones. Así se puede observar desde el uso de objetos brillantes como cedés, estatuas imitando búhos o hasta un emisor de sonidos de halcones a los que las palomas «se acaban acostumbrando», según lamentó el alcalde. Álvarez reconoció que las capturas y la retirada de varios nidos han evitado que crezca la población. «En la plaza del Ayuntamiento se perciben menos palomas, pero seguimos teniendo plaga», aseguraba el regidor que mantiene la recomendación de que «nadie debe dar de comer a las palomas». Su esperanza ahora está depositada en los halcones, que llegarán a Vegadeo este mes.

Temas

Vegadeo

Fotos

Vídeos