Veinte cristales rotos por «exceso de ruido» en las fiestas de Luarca

Uno de los cristales rotos durante el ensayo de la orquesta.
Uno de los cristales rotos durante el ensayo de la orquesta.

Los vecinos afirman estar «desesperados» y creen que se resquebrajan porque las orquestas están «a menos de diez metros del edificio»

BELÉN G. HIDALGO LUARCA (VALDÉS).

Para muchos de los vecinos de Luarca han comenzado las tan esperadas fiestas de San Timoteo. Unos festejos que, sin embargo, para los inquilinos del número tres de la Plaza Alfonso X se han convertido en un calvario. Cuentan que fue el domingo cuando empezaron a registrarse daños en sus viviendas. Las orquestas se preparaban para el inicio de la verbena. Comenzaron los ensayos y, al mismo tiempo, los cristales de una de las cuatro viviendas de este edificio comenzaron a romperse. «El tercer piso, que cuenta con una galería muy grande, tiene rotos dieciocho cristales, pero en el cuarto se han resquebrajado otros dos. Estamos desesperados. Mi prima se ha ido de Luarca porque no soportaba el ruido», indican los vecinos que han preferido mantenerse en el anonimato. En total, en la noche del domingo se rajaron veinte cristales.

La Policía Local acudió al lugar tras recibir la llamada de este grupo de ciudadanos. Según los inquilinos, estuvieron haciendo fotos de los destrozos ocasionados. Fuentes de la Policía Local de Valdés consultadas por El COMERCIO aseguran que «es inevitable que exista ruido en las fiestas y que vibre algún cristal». No obstante, subrayan que no han modificado nada respecto a la ubicación de los escenarios de las orquestas: «Están donde han estado toda la vida», afirman.

«Es inconcebible»

Ayer por la mañana, los vecinos acudieron a las dependencias de la Policía Local de Valdés tras haber mantenido un encuentro con el regidor valdesano, Simón Guardado. «Hemos hablado con el alcalde y nos dice que él no puede hacer nada, que denunciemos. Ya hemos presentado una denuncia en la Policía Local», afirman indignados. A pesar de los daños, los inquilinos de las viviendas afectadas señalan que lo peor es, sin duda, el ruido: «Es brutal. Lo de este año es inconcebible. Las orquestas están a menos de diez metros del edificio», lamentan.

El Consistorio, por su parte, considera que se trata de «un caso extraordinario. Es el único edificio de la plaza que ha presentado daños de este tipo. Todos los año hubo orquestas en este lugar, es algo extraño». Afirma que será la Policía Local quien se encargue de tramitar el informe pertinente. «Será el seguro de la Cofradía de San Timoteo quien se haga cargo de los daños», apuntó el primer edil.

El presidente-mayordomo de la Cofradía de San Timoteo, Tono Álvarez, afirma que aún no tiene conocimiento de que se haya tramitado denuncia alguna. No obstante, insiste en señalar que «la cofradía cuenta con un seguro y, si efectivamente esos cristales se han roto por exceso de ruido, se recurrirá a él. Todo tiene arreglo, no hay ningún problema», afirma. Preguntado sobre la distancia de las orquestas respecto al edificio como posible causa de las roturas de los cristales, prefiere ser cauto: «Es algo raro que nunca antes había pasado. Además, el sonido de las orquestas se proyecta hacia la plaza, pues los altavoces están dirigidos al público», argumenta el presidente de la cofradía.

Los vecinos confían en que se tramite la denuncia y se tomen medidas al respecto para «que no se vuelva a repetir. No tenemos nada en contra la verbenas», concluyen.

Temas

Luarca

Fotos

Vídeos