Veto a la suelta del pato

El Principado rechaza autorizar la fiesta tradicional de Cueva | La organización del evento considera «inaceptable» la oposición del Principado porque «se cumplen todos los requisitos exigidos»

Uno de los participantes que atrapó el pato en una edición anterior. / E. C.
DAVID SUÁREZ FUENTECueva (Valdés).

La Dirección General de Ganadería ha denegado el permiso para realizar este año la tradicional suelta del pato, prevista para el próximo 3 de septiembre en la playa valdesana de Cueva. Así se lo hizo saber ayer el Principado, a través de un informe, a la comisión organizadora del evento. Su portavoz, José Manuel Peláez, calificó de «inaceptable» esta respuesta y defendió que «se cumplen todos los requisitos».

Peláez realizó estas declaraciones tras reunirse, junto con trabajadores del Ayuntamiento de Valdés, con el director general de Ganadería, Ibo Álvarez, en la sede de la Consejería de Desarrollo Rural, con el objetivo de desbloquear esta situación que, finalmente, ha quedado sobre la mesa. «Parece que no quieren tener denuncias como en años anteriores por parte de los grupos animalistas», explicó Peláez. Desde la organización de la fiesta afirmaron que no entienden «por qué la consejera autorizó la fiesta en años anteriores y en esta edición nos niega el permiso si la legislación no ha cambiado». Ante esta negativa, José Manuel Peláez, se preguntó «¿por qué se autorizan los toros de Begoña?». El integrante del comité organizador manifestó que «la suelta del pato es solo un juego en el que no se maltrata ningún animal».

En la playa de Cueva sueltan cada año tres patos que son perseguidos por los participantes que tienen que perseguirlo hasta atrapar el animal en el agua. Capturado el ejemplar es sometido a un estricto control veterinario, según indicó el organizador, quien apuntó que «no se maltrata, incluso en la pasada edición, el juego estuvo supervisado por los agentes de la Guardia Civil del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona), que no nos pusieron ninguna objeción».

Esta fiesta fue recuperada hace más de setenta años. Según el portavoz de la organización, «no se tiene conocimiento a cuando se remonta, pero ahora está en riesgo de desaparecer. Nosotros seguiremos luchando para que nos la autoricen». José Manuel Peláez volverá a reunirse con el Principado dentro de unas semanas «para intentar celebrar la suelta este año». Esta singular tradición sufre descalificativos y ataques de las organizaciones animalistas. Los organizadores alegaron que «desconocen la fiesta. Para nosotros, es un homenaje al pato».

Temas

Valdés

Fotos

Vídeos