Ocho concejos llevan trece años desoyendo su obligación de tener un plan de emergencia

El ministerio asesorará a Gijón, Oviedo, Avilés, Castrillón, Langreo, Mieres, Siero y Cadasa para que acaten la ley

R. MUÑIZ GIJÓN.

Ocho ayuntamientos incumplen desde 2005 la Ley del Plan Hidrológico Nacional. Concretamente el punto que ordena que «las administraciones públicas responsables de sistemas de abastecimiento urbano que atiendan, singular o mancomunadamente, a una población igual o superior a 20.000 habitantes, deberán disponer de un Plan de Emergencia ante situaciones de sequía». La norma entró en vigor en 2001 y concedía «un plazo máximo de cuatro años» para acatar.

El precepto afecta a Avilés, Castrillón, Gijón, Langreo, Mieres, Oviedo y Siero como ayuntamientos. En ellos viven 722.770 ciudadanos. La obligación también incluye al Consorcio de Aguas de Asturias (Cadasa), que agrupa a 28 concejos. Ninguna de las entidades ha presentado ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) el documento requerido. «Algunos tienen planes propios, pero su contenido y trámite no es el que especifica la ley», explican en un organismo que ha ofrecido apoyo técnico a los alcaldes para que cumplan con la legalidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos