El fuerte oleaje causa importantes daños en Gijón

El fuerte oleaje ha destrozado numerosas baldosas en el Muro. /Jorge Peteiro
El fuerte oleaje ha destrozado numerosas baldosas en el Muro. / Jorge Peteiro

Los técnicos municipales estiman en casi 16.000 euros los desperfectos en barandilla, pasamanos y botaolas | La Aemet anuncia un brusco descenso de las temperaturas y alerta por nieve para este viernes

Gijón

La concejalía de Mantenimiento Urbano de Gijón, a cuyo frente está el edil Manuel Arrieta, cuantifica en 15.916 euros los desperfectos que el temporal ha dejado en el Muro de San Lorenzo. Según el recuento de daños realizado por el Ayuntamiento, se han visto afectados 55,10 metros lineales de barandillas, 18,45 metros lineales de pasamanos y 13 de botaolas.

Muchas baldosas de piedra natural y de caliza gris han sido desplazadas por el oleaje. También se han producido algunos lesionados por caídas en las inmediaciones del Muro, que se cerró al paso de peatones ante la alerta de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). A media tarde, la Policía Local precintó el acceso al paseo desde el Campo Valdés hasta la escalera 3 y desde la 4 hasta la 5.

El temporal ha dejado en las últimas horas olas de hasta siete metros de altura, según los datos recogidos por Puertos del Estado en la boya de Gijón. El litoral occidental estará en alerta naranja hasta las 19 horas de este jueves y en el oriental hasta las 16 horas por mar combinada del noroeste de 5 o 6 metros, y de 6 a 7 metros mar adentro. A partir de ese momento, según informa la Aemet, el nivel de aviso se rebajará a amarillo, por oleaje de hasta 5 metros.

Más información

El otro gran protagonista de las últimas horas es el calor. No en vano, en buena parte del Principado se superaron ayer los veinte grados de temperatura, una situación veraniega a estas alturas del año. La máxima absoluta se registró en Mieres, donde se llegó a los 22,3 grados a las 15 horas. En Piloña se alcanzaron los 20,9 grados poco antes de las 14 horas. Más extraño fueron los registros del mercurio en Colunga y Llanes, donde superaron la barrera de los veinte grados a las 4.40 y a las 6.10 horas de la madrugada, respectivamente.

Alerta por nieve

La situación cambiará de forma radical este viernes, con la llegada de un frente frío muy activo que intensificará las precipitaciones en el extremo noroeste peninsular, aunque las temperaturas continuarán todavía con valores por encima de lo habitual para la época del año. Según la Aemet, el frente asociado a una masa de aire muy fría recorra la península de noroeste a sureste con un cambio de tiempo radical, del que solo se librará el tercio oriental, y que dejará abundantes precipitaciones en muchas zonas.

Este temporal dejará en Asturias cielos cubiertos, con lluvias y chubascos generalizados, localmente fuertes y que pueden ser persistentes en el extremo occidental. No se descartan tormentas, aunque se prevé que las precipitaciones disminuyan de intensidad durante la tarde. La cota de nieve se situará en torno a 1.600 metros al principio del día y bajará a 700-800 metros al final, lo que ha obligado a activar el aviso amarillo por nevadas para el Principado.

Esto provocará un descenso notable de las temperaturas mínimas. De hecho, se espera que las máximas bajen en el tercio noroccidental entre 4 y 5 grados donde menos y 6-8 grados donde más y durante el sábado, las mínimas bajarán entre 3 y 4 grados en muchas zonas del país y hasta 6 a 8 grados en las que más, sobre todo en franjas del centro y sur peninsular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos