La oposición amenaza con tumbar el plan de residuos «si se quema basura en La Pereda»

Parte de las instalaciones de tratamiento de basuras y vertedero que Cogersa tiene en la parroquia gijonesa de Serín, vistas desde Campañones, en el concejo de Corvera.
Parte de las instalaciones de tratamiento de basuras y vertedero que Cogersa tiene en la parroquia gijonesa de Serín, vistas desde Campañones, en el concejo de Corvera. / DAMIÁN ARIENZA

PP, Podemos, IU y Ciudadanos califican la propuesta de «una incineradora por la puerta de atrás» y anuncian alegaciones

CHELO TUYA GIJÓN.

Los portavoces de los grupos parlamentarios de PP, Podemos, IU y Ciudadanos firmarán las primeras alegaciones que recibirá el Plan Estratégico de Residuos del Principado (PERPA), el documento que marca las directrices en materia de residuos hasta 2024 y que ayer salió a información pública. El mismo que el jueves presentó el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, y que ya ha cosechado las primeras críticas: «Es una incineradora por la puerta de atrás». Es lo que sostienen tanto Matías Rodríguez Feito como Emilio León, Alejandro Suárez o Nicanor García. Una terminología que, desde la Unión de Consumidores, también utilizó su presidente en Asturias, Dacio Alonso. La oposición amenaza con tumbarlo. Y todo porque a ninguno le ha convencido la idea de que el PERPA tenga como elemento estrella la conversión de la basura no reciclada, denominada 'bolsa negra', en combustible.

Según explicó Fernando Lastra el jueves, se construirá en las instalaciones que Cogersa tiene en la parroquia gijonesa de Serín (aunque también ocupa terrenos de Corvera y Llanera) una nueva planta de tratamiento «en la que la basura no reciclada será convertida en CSR». Es decir, en Combustible Sólido Recuperado para su valoración energética (quemado en cementeras o en la térmica de La Pereda) o para su valoración química (transformarlo en alcoholes o combustible alternativo al diésel).

De las dos fases, la última es la más difícil. «No existe tecnología en España para hacerlo», por lo que el consejero habló de convenios con socios privados «para explotar esa posibilidad». Mientras llegan, dejó claro que se procederá a la valoración energética. A quemar ese CSR tanto en cementeras, según recoge el plan, como en la térmica de Hunosa en La Pereda, en Mieres.

Matías Rodríguez Feito PP«Lastra debe comparecer en la Junta General y dar explicaciones. Lo que empieza mal, acaba peor»Alejandro Suárez IU«Ni incinerar ni quemar. No lo aceptamos. Y, además, la térmica carece de autorización ambiental» Nicanor García Ciudadanos«Nos preocupa mucho la idea. Mejor es incentivar el reciclaje con rebajas en las tasas que cobran»

«Ni incinerar en un horno ni quemar en una térmica o una cementera. No lo aceptamos», advirtió ayer el secretario de organización de IU. Alejandro Suárez estuvo desde 2004 en la comisión negociadora del plan de residuos entre PSOE e IU. «A nosotros no nos dijo nada de quemar residuos en La Pereda», manifestó en referencia a Lastra. «Solo nos dejó claro que no habría incineradora y de ese punto queremos partir».

Suárez dejó claro que, pese al convenio firmado entre el Principado y Hunosa para esa 'valoración energética' del CSR, «la central no tiene autorización ambiental. Es necesario un estudio de impacto ambiental y que el Ayuntamiento de Mieres dé la autorización», algo que, dejó claro, el regidor Aníbal Vázquez, de IU, «no aceptará. Parece que el mensaje es que no se quemarán basuras en Serín, pero sí lo harán en Mieres y, desde luego, esa no será la realidad», aseveró Suárez.

Un rechazo frontal que también mostró el diputado del PP Matías Rodríguez Feito. «Nos preocupa mucho el futuro de los residuos. No está nada claro que descarten la incineradora. Por mucho que lo diga Lastra, en el documento no viene y, además, hablan de quemar los residuos en cementeras y en La Pereda». En su opinión, «lo que debe hacer el consejero es comparecer ante la Junta General a dar explicaciones. Si no lo hace a petición propia, le obligaremos nosotros. Está claro que lo que mal empieza, mal acaba y este plan ha empezado mal», aseguró.

También lamentó que «los asturianos tengan que sufrir los desmanes y la ineficacia de los socialistas. Porque todo esto tendrá un coste y lo pagaremos entre todos».

Premio a las cementeras

Un pago con el que tampoco está de acuerdo el portavoz de Ciudadanos. Para Nicanor García, la clave de cumplir con la normativa europea, que obliga a una tasa de reciclaje del 50% en 2020 pasa por «bonificar el reciclaje. Se puede hacer con bonificaciones directas a los ayuntamientos, a las comunidades de vecinos. ¿Por qué no plantear recortes en las tasas a los que mejor lo hagan? Nosotros lo exigiremos en nuestras alegaciones».

Unas alegaciones que incluirán, como las del resto de grupos, el rechazo frontal «a la incineración. Nosotros así lo defendimos siempre, pero creemos que el plan no lo deja claro». Para García, la duda estriba en que «parece que decimos que no vamos a quemar en Serín, pero sí en La Pereda. Eso debe quedar muy claro. Hay que perfilar todo el proceso desde el punto de vista técnico».

Perfilado parece tenerlo ya Podemos que habla, sin ambages, de «premios a las cementeras». En un comunicado, Emilio León afirma que «ante su completo aislamiento político, la Federación Socialista Asturiana (FSA) prueba a impulsar la incineración sin incineradora: los tratamientos que propone para los residuos mezclados consisten, fundamentalmente, en la fabricación de combustibles derivados de esos residuos, reduciendo el reciclaje y el compostaje a niveles anecdóticos».

Anunció la formación morada su intención de alegar contra un PERPA que también será modificado por la UCE. «Es una incineradora por la puerta de atrás», sentenció su presidente en Asturias, Dacio Alonso.

Más

Fotos

Vídeos