La oposición exige «medidas urgentes» para paliar la «grave» falta de médicos

Foro y PP acusan a Sanidad de «imprevisión» y exigen que se fijen incentivos laborales a la vez que se mejoren los contratos a interinos

LAURA FONSECA GIJÓN.

La falta de médicos en la sanidad pública asturiana preocupa a la oposición. Foro y PP salieron ayer públicamente para reclamar a la Consejería de Sanidad que adopte «medidas urgentes ante la gravedad de la situación». Las reacciones de ambas formaciones se producen apenas 48 horas después de que EL COMERCIO desvelara que el Servicio de Salud del Principado (Sespa) había agotado la disponibilidad de facultativos en 34 de las 47 bolsas de contratación de especialistas (los destinados a hospitales). Cristina Coto, presidenta de Foro, y Carlos Suárez, portavoz de asuntos sanitarios en el PP, arremetieron contra los responsables sanitarios de la región, a los que acusaron de «imprevisión».

El PP considera imprescindible que se actúe a corto plazo y rechaza, como llegó a proponer en alguna ocasión Sanidad, que la solución pase por permitir prolongar la jubilación de algunos médicos a los que desde 2009 se les obliga a jubilarse a los 65 años. Para el parlamentario Carlos Suárez, esa propuesta podrían resolver la situación «solo de forma temporal», puesto que quedaría supeditada a la voluntad de los propios médicos, lo que en su opinión «no paliará el problema y la movilización forzosa que propone la consejería. Es una mala medida que parece ya desesperada», acusó. El diputado del PP plantea actuaciones dirigidas a mejorar la estabilidad laboral del colectivo, en particular la de los facultativos con contratos interinos y los especialistas que trabajan en las las, para los que propone que se establezcan incentivos.

Por su parte, Cristina Coto llegó a hablar de «crisis sanitaria» y recriminó al consejero de Sanidad, Francisco del Busto, que pretenda minimizar la sangría de personal asegurando que la falta de médicos será más importante a partir de 2019. «Esa es una maniobra de distracción porque la crisis, a pesar de lo que diga el consejero, ya ha llegado». Coto recordó, tal y como indicó este periódico, que este año se jubilarán en el servicio sanitario público 120 facultativos, otros 98 en 2018 y 121 el siguiente». Para la presidenta de Foro «causa sonrojo que el consejero diga que 'se cubran o no las plazas vacantes en algunas especialidades no es cuestión de cicaterismo', para defender que no existen recortes cuando el Gobierno socialista lleva años sin cubrir plazas en muchos centros».

En opinión de la parlamentaria de Foro, «la oferta pública de empleo convocada en Sanidad es insuficiente para compensar todos esos años de imprevisión por lo que reiteramos la urgencia de arbitrar incentivos para los profesionales». La falta de especialistas se empieza a notar, y mucho, en la atención sanitaria. Sin ir más lejos, el Hospital de Arriondas ha tenido que aplazar operaciones por falta de anestesistas mientras que Jarrio ha suspendido consultas por no disponer de suficientes oftalmólogos.

Fotos

Vídeos