Las oposiciones para docentes serán eliminatorias

El consejero de Educación asturiano había reclamado, junto a las demás comunidades socialistas, lo contrario

M. M. C. GIJÓN.

El Ministerio de Educación y las comunidades autónomas acordaron ayer que las pruebas de las oposiciones para docentes sean eliminatorias para seguir los principios de capacidad, mérito, igualdad de oportunidades, calidad del sistema y seguridad jurídica. Así lo anunció el secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, tras la conferencia sectorial presidida por el ministro Íñigo Méndez de Vigo.

Se tomó esta decisión a pesar de las discrepancias de los consejeros de comunidades socialistas, entre los que se encontraba el asturiano Genaro Alonso, quien había solicitado que las pruebas no tuvieran carácter eliminatorio porque «nuestro principal objetivo es rebajar la tasa de interinidad, que es prácticamente insostenible, a un 8% y estabilizar el profesorado». Alonso también había solicitado que en las oposiciones se tuviera en cuenta la antigüedad.

El real decreto que aprueba el reglamento de ingreso, acceso y adquisición de nuevas especialidades saldrá adelante a mediados de febrero y los temarios no se cambiarán hasta 2020. Alonso había señalado la necesidad de que el cambio estuviera promulgado antes de febrero para agilizar la convocatoria.

Alumnos de Religión

Por otro lado, siete de cada diez alumnos asturianos eligieron la asignatura de Religión para el actual curso docente, según hizo público la Delegación Episcopal de Enseñanza de la diócesis de Oviedo. Es el 69,23% del total, es decir, más de cien mil alumnos de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato.

En Infantil y Primaria, el mayor número de matriculados en la asignatura de Religión se registra en colegios públicos del occidente. Y en Secundaria y Bachillerato, en los arciprestazgos de El Fresno (Grado) y Siero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos