11.000 kilos de ocle subastados durante la primera jornada

Después de casi treinta años de espera, los marinos del Oriente asturiano vuelven a poder contar el arranque de ocle en la mar con ayuda de buzos entre sus actividades. Tras varios días de incertidumbre, al paralizar el TSJA la campaña de 2017 en toda la región, los barcos podían hacerse finalmente a la mar este pasado miércoles, al levantarse la suspensión cautelar. Tras varias horas de faena, las embarcaciones riosellanas y llaniscas regresaban en torno a las cuatro de la tarde al puerto de Llanes, donde descargaron y subastaron la primera 'cosecha' de gelidium de la temporada, un total de 9.754 kilos, a un precio de 0,73 euros el kilo. Por su parte, las dos embarcaciones que partieron de Bustio regresaron al puerto ribadedense con unos 1.200 kilos de algas.

Fotos

Vídeos