El Comercio
Manuel Mijares Sánchez.
Manuel Mijares Sánchez. / N. A,

Mijares está «muy dolido» con quienes le quieren sustituir en la Magdalena

  • No obstante, a Mijares no le parecía ayer «elegante que mi sobrino haya utilizado mis propios argumentos para presentar su candidatura»

Manuel Mijares Sánchez de Movellán, presidente de la comisión de fiestas de la Magdalena desde hace ocho años, tenía pensado optar en 2015 a un tercer mandato. Quería hacerlo «en una línea de continuidad e incorporando gente joven a la comisión», pero en la asamblea ordinaria que celebró el Bando el pasado sábado se enteró de forma oficial que un sobrino suyo, Rafael Romero Pedregal, hijo de una prima que es vicepresidenta de la Magdalena, había decidido encabezar una candidatura.

Hasta aquí todo normal y transparente, porque encaja perfectamente en la maquinaria electoral que cada cuatro años proponen los tres bandos festivos de la Llanes. No obstante, a Mijares no le parecía ayer «elegante que mi sobrino haya utilizado mis propios argumentos para presentar su candidatura». Se refería el todavía presidente de la Magdalena a que «hace una semana» había mantenido en su domicilio una reunión con «quince jóvenes para tratar de incorporarlos a la futura comisión que yo iba a presidir». Y les había explicado «los proyectos que traía». La siguiente noticia que tuvo de sus quince interlocutores fue «una cita en una cafetería de Llanes en la que me explicaron que iban a preparar una candidatura independiente, en la que me invitaban a mí a figurar como vocal, algo que no pienso aceptar», matizaba ayer Manuel Mijares.

Al igual que con su sobrino, Mijares señaló que se encuentra «muy dolido con Magui, que aparece en la nueva candidatura y a mí me dijo que no quería volver a la comisión al estar muy quemada de cuando su madre había sido presidenta».

Mijares pasó revista ayer a sus ocho años como presidente de la Magdalena: «Todo fue bueno, incorporamos el Clavel de Oro, el concurso de Marmitas, la hoguera de los niños y engrandecimos el Mercáu». Y aseguró que «no estoy dispuesto a colaborar con la futura comisión. Yo me abrí camino solo», concluyó.