El Comercio
Autoridades y gestores de las cofradías en la presentación de 'Pescados de Rula con Artes Sanos'. :: G. F. B.
Autoridades y gestores de las cofradías en la presentación de 'Pescados de Rula con Artes Sanos'. :: G. F. B.

Pescado más sabroso y más fresco

  • Bustio, Ribadesella y Llanes harán constar en sus peces el arte utilizado, el lugar de pesca, el nombre del barco y la fecha de captura

  • Tres cofradías de la comarca inauguran una nueva marca de calidad regional

Como un sello diferenciador de la calidad del pescado, ayer se ponía en marcha la marca 'Pescados de Rula con Artes Sanos' por medio de un proyecto piloto que va a funcionar de forma inmediata en las cofradías de Bustio, Llanes y Ribadesella. El proyecto, con más de un año de gestación, llega de la mano de la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias, entidad que preside Juan Dimas García, y cuenta con una doble fuente de financiación: la Consejería de Agroganadería, a través de la Dirección General de Pesca, y la Asociación para el Desarrollo Rural Integral del Oriente de Asturias, por medio de su grupo de Acción Costera.

A partir de ahora, todo el pescado que llegue a estas tres lonjas será marcado con una etiqueta en la que se detalle el arte de pesca utilizado en la captura, la procedencia del pez, el nombre de la embarcación y el día en que fue pescado. En un principio estaba previsto etiquetar exclusivamente especies como la merluza, la lubina, el besugo, el cabracho, el rape o el salmonete, pero finalmente se va a extender a todas las capturas. Y cuando por el reducido tamaño del pez no se pueda etiquetar de forma individualizada, se hará por cajas. Todo lo relacionado con el proyecto de la marca colectiva y con la trazabilidad individual de cada pez fue realizado por la empresa gallega Quadralia, que ayer desplazó a Llanes a Alberto Garazo con el fin de explicar los pormenores del esquema.

Para apadrinar la nueva marca de calidad se encontraba ayer en Llanes María Jesús Álvarez, consejera de Agroganadería, acompañada por la alcaldesa llanisca, Dolores Álvarez Campillo; el director general de Pesca, Alberto Vizcaíno; el gerente de la Asociación para el Desarrollo Rural Integral del Oriente, Máximo González; y Jesús Peñil, Ángel Batalla y Manuel Buenaga, presidentes de las cofradías de Bustio, Llanes y Ribadesella, respectivamente.

La consejera significó que la nueva marca de calidad servirá para «hacer valer el producto frente a mayoristas y consumidores» y expresó su deseo de que en el futuro «se implante en el resto de cofradías de Asturias». Eso sí, ante el posible plus que tenga que abonar el consumidor final por estos pescados de calidad, María Jesús Álvarez detalló que «pagar un poco más tiene que significar que no haya trampas, que no se dé gato por liebre». «Apostar por la calidad tiene futuro y requiere autoexigencia. Que el consumidor sepa que el producto está garantizado, con más sabor, mayor frescor y que le va a resultar un éxito para el paladar», concluyó.

La alcaldesa de Llanes indicó que la marca de calidad que va a diferenciar desde ahora a los peces que lleguen a diario a estas tres cofradías «era un proyecto deseado y trabajado por los pescadores». Y valoró que en relación a Llanes «va a representar un éxito para los profesionales del sector y un aliciente turístico más para el concejo».

Para Dimas García la bondad del proyecto reside en «poder diferenciar el pescado capturado cada día en nuestras costas, frente al de procedencia comunitaria». Hasta ahora, para ambos pescados «no había diferencia en el precio». Para Batalla, el nuevo diseño «no va a aportar beneficios a corto plazo, pero los éxitos y las bondades de la marca llegarán cuando se acoplen otras cofradías».