El Comercio

Se acerca la temporada del peregrino

Se acerca la temporada del peregrino
  • Un incremento en el número de albergues y la mejora de la senda y de la señalización son los principales objetivos para poner el valor esta concurrida vía

  • Ayuntamientos y asociaciones hacen un repaso al trazado del Camino de Santiago

Cada vez está más cerca el pistoletazo de salida para la temporada alta en el Camino de Santiago a su paso por la comarca. De hecho, durante las últimas jornadas se han dejado ver los primeros peregrinos bajo la lluvia en algunas carreteras de la zona. Mientras se espera el mayor aluvión a partir de este mes de marzo, lo cierto es que no todo se ha puesto a punto para este tránsito masivo. La afluencia de caminantes se ha incrementado en los últimos años, mientras hay muchas voces que apuntan a que el trazado no presenta las condiciones necesarias para garantizar una excelente pergrinación. Mejora de caminos, falta de señalización y la escasez de albergues son solo algunas de las cuestiones a mejorar y de ello son muy conscientes las asociaciones que en la comarca existen vinculadas al camino.

En En el concejo riosellano, la Asociación Amigos de Ribadesella es la encargada de llevar todo lo relacionado con este trazado, en vinculación con la Asociación de Amigos del Camino de Santiago del Norte. Alejandro Barrero, secretario del colectivo, asume que en lo relacionado con el Camino de Santiago «siempre hay que estar al tanto, siempre trabajando».Reconoce que son muchos los proyectos a los que actualmente se les está dando forma, aunque aún no se pueden desvelar. «Nosotros en Ribadesella, solemos darnos una vuelta por el trazado en los meses previos al gran aluvión de peregrinos para asegurarnos de que todo está en condiciones. Si no lo está, o bien pedimos colaboración al Ayuntamiento o, en algunos casos, lo adecuamos nosotros mismos si es cuestión de algún desbroce puntual, por ejemplo». El colectivo también trata de repintar los indicadores para que no haya equivocaciones entre los caminantes y, además, lleva varios años apostando fuerte por el equipamiento del único albergue municipal del concejo, y de varios kilómetros alrededor. «El Ayuntamiento se ocupó de hacer obras en el albergue de San Esteban de Leces y nosotros también colaboramos. Se han incrementado servicios y ahora mismo contamos con unas buenas instalaciones», indica Barrero. Y es que él también recuerda que «un albergue no tiene que ser un hotel de cuatro estrellas, sino un alojamiento limpio, digno y cuidado».

En relación a los alojamientos especializados en peregrinos surgidos en la comarca, el riosellano admite que «hay albergues, pero hay puntos donde es necesario incrementarlos». Se refiere, por ejemplo, al concejo de Llanes, «donde el Ayuntamiento prometió ya hace tiempo que iba a rehabilitar el de Piñeres de Pría y no lo hace, teniendo en cuenta además que haría falta otro en la cabecera del municipio».

Revisar el trazado

Se trata de un asunto que comparte el alcalde de Ribadedeva, Jesús Bordás, que desde el inicio de la legislatura luchó por habilitar un espacio de estas características en su concejo. «Lo ideal sería que se encargase de darle forma a un nuevo albergue la iniciativa privada, pero si desde ahí no se avanza el Ayuntamiento seguirá apostando por sacar adelante el proyecto que este mandato no se pudo ejecutar por falta de presupuesto». Estudia también el Consistorio ribadedense la forma de mejorar la señalización del Camino a su paso por el concejo. «Al igual que lo hicimos con los puntos turísticos más relevantes de nuestro patrimonio cultural, sí hemos empezado a trabajar para mejorar los indicadores del Camino de Santiago, para que no lleven a equívoco al caminante». En cuanto al mantenimiento del trazado, el socialista insiste en que en varios puntos «será necesario esperar a que terminen los trabajos vinculados al final de las obras de la autovía, para poder revisar el trazado y empezar a mejorar lo que haya quedado dañado».

Desde Llanes, por su parte, se reafirma el Ayuntamiento en su intención de sacar a licitación la gestión del albergue de San Rafael, en la localidad de Piñeres de Pría. «Se ha mejorado y se pretende sacar a adjudicación, no es muy grande, tiene solo 8 plazas, pero estamos esperando que alguien se encuentre interesado en atenderlo», confirmó el teniente de alcalde, José Herrero. Mientras tanto, para el Consistorio «existe suficiente oferta privada para dar un buen servicio a los peregrinos».

Herrero incide en la necesidad de revisar el trazado del camino tras la finalización de las obras de la autovía del Cantábrico, «y así se lo hemos trasladado al Principado». Apunta también a una mejora de la señalización, pero indica que «no es algo que competa al Ayuntamiento».

Respecto al incremento de peregrinos durante los últimos años, el edil llanisco sí considera esta afluencia como una modalidad más de turismo y, de hecho, adelanta que en ellos se está trabajando con un colectivo denominado 'Where is Asturias', a través del que se busca potenciar el Camino en países de habla inglesa que, junto a los franceses, son los visitantes extranjeros que más frencuentan la comarca.

Turismo experiencial

La alcaldesa de Ribadesella ve en el auge de la peregrinación por la ruta de la costa «la llegada de un tipo de turismo experiencial». «Hay muchas formas de hacer el Camino, desde la tradicional hasta otras que pasan por que una empresa transporte tu equipaje y tu vayas hospedándote en alojamientos de lujo», destaca Charo Fernández Román. Para ella, cuidar al peregrino «es cuidar nuestra imagen fuera de nuestras fronteras». «La mayor parte de los caminantes son extranjeros y a Ribadesella su paso le sirve como portal de promoción», analiza la regidora.

Foro recuerda que desde su llegada al gobierno riosellano «se ha trabajado mucho en el albergue y se seguirá haciendo», puesto que próximamente se prevé reparar la segunda parte del tejado, que en 2012 quedó pendiente de mejorar. «En lo que se refiere al Camino de Santiago todo es mejorable y, sobre todo, lo que prima es renovar la señalización».

El alcalde de Colunga, por su parte, afirma que el trazado a su paso por el concejo «está perfecto». «Ya invertimos en el albergue, le dimos una vuelta completa a los servicios y el equipamiento, y ahora solo podríamos plantearnos mejorar algo más si se concediese alguna subvención», sostiene.

Por su parte Salomé Samartino, alcaldesa de Caravia, incide de nuevo en la necesidad de mejorar señalización, «pero que es algo que debe hacer el Principado». «Hecho de menos una mayor inversión regional para potenciar el Camino de Santiago», señala. En cuanto al mantenimiento, comenta que desde el Ayuntamiento «sí hemos mejorado algún punto». Y en relación al alojamiento, recuerda que «en lo que iba a ser el centro de interpretación de la cultura castreña propusimos hace tiempo habilitar un albergue, porque entre otras cosas favorecería la actividad hostelera del concejo y, los peregrinos, podrían adentrarse un poco más en el trazado, que transcurre íntegramente a la orilla de la costa».