El Comercio

Los expertos proponen al comercio local «empatizar con el peregrino a Santiago»

Asistentes a la charla del pasado martes en Ribadesella.
Asistentes a la charla del pasado martes en Ribadesella. / N. ACEBAL
  • Where is Asturias ofreció una charla en Ribadesella para dar claves a los negocios a través de las que explotar su relación con los peregrinos

Que el Camino de Santiago se ha convertido en los últimos años en un negocio clave para los alojamientos turísticos del concejo de Ribadesella es de sobra conocido. Lo que pocos se habían imaginado es que también el comercio local puede subirse a un carro que anualmente crece un 10%. Así lo entienden los expertos y así lo expusieron este martes durante el 'Café Camino' que Where is Asturias organizó en la Casa de Cultura de Ribadesella, con la colaboración de Caja Rural. Es decir, el pequeño comercio de una localidad turística como la de Ribadesella también puede sacar rendimiento económico de los miles de caminantes que cada año atraviesan el concejo.

Ahora bien, cómo y de qué manera. Por dónde se debe empezar. Según Begoña Paena, lo esencial es «empatizar con el peregrino, porque este siempre busca ayuda y comprensión». En definitiva, una actitud positiva, amable y acogedora por parte del minorista contribuirá a mejorar la imagen que el peregrino se lleve de Ribadesella, la misma que a continuación proyectará a través de las redes sociales. Esta experta en proyectar la imagen de Asturias fuera de nuestras fronteras considera que el comerciante debe ser un informador turístico más hacia el caminante, «facilitándole toda la información que nos demande sobre la etapa del Camino o las tradiciones y costumbres más inmediatas con las que se pueda encontrar, para alentarle a que se quede en el concejo más de un día, ya que muchos suelen realizar estancias prolongadas», destacó.

Por ese motivo, otra de las recomendaciones de Where is Asturias al comerciante riosellano sensibilizado con esta idea pasa por estrechar lazos con la Asociación Cultural Amigos del Camino de Santiago, colectivo que dispone de material divulgativo sobre los puntos de interés y pasos estratégicos de la ruta por el concejo. A partir de ahí lo mejor pasa por identificar el comercio con cualquiera de los símbolos propios de la Ruta Jacobea: el bordón, la concha, la flecha amarilla o la cruz de Santiago. «Si el peregrino ve cualquiera de estos símbolos en un negocio entenderá que en este local se le quiere y aprecia. Es una forma de atraerlos también», añadió Panea.

Son muchas las cosas que los comerciantes pueden hacer para que el Camino funcione bien en Ribadesella. Uno de los nichos de negocio pasa por preparar y ofrecer una bolsa picnic especial para el caminante, zumos naturales recién exprimidos o cafés largos, muy demandados. Los expertos hacen especial hincapié en las farmacias, establecimientos de paso casi obligado para la inmensa mayoría de los peregrinos, «debido a las muchas dolencias de pies que acarrean muchos de ellos». Su recomendación pasa porque todas las boticas piensen más en ellos y en sus necesidades.