El Comercio

La sociedad parraguesa no duda en plantear su unión como medida de presión

La pancarta que salió a desfilar en el 80º Descenso Internacional del Sella.
La pancarta que salió a desfilar en el 80º Descenso Internacional del Sella. / E. C.
  • Varios colectivos planean unir fuerzas para conseguir una renovación integral de la infraestructura antes de la próxima salida del Descenso

No pueden pedirlo más claro. 'Si este puente te irrita, pita'. Es el cartel que se colgó hace semanas en las márgenes del viaducto bautizado bajo el nombre de Emilio Llamedo y, coincidiendo con la 80º edición del Descenso Internacional del Sella, fue espontáneamente portada la misma frase por varios lugareños que encontraron en esta multitudinaria cita una fantástica pantalla reivindicativa. Y surtió efecto. La sociedad parraguesa se ha plantado y está dispuesta a aunar fuerzas para conseguir que en el próximo Descenso la salida se dé desde un puente íntegramente renovado.

El Ayuntamiento ha comentado su intención de actuar en varias ocasiones, actualmente parece que con mucha más urgencia. Pero no solo el gobierno local se está movilizando ante la pasividad estatal, sino que son varios los colectivos del concejo que han mostrado su voluntad de unirse para reclamar una mejora «de justicia» para Arriondas y para todo el municipio. Desde 'Selleros' la intención se lleva fraguando meses. Uno de sus responsables, Sergio Suárez, explicaba recientemente que en el mes de marzo pasado «registramos varias peticiones tanto en el Ayuntamiento como en el Principado y en la Demarcación de Carreteras del Estado», apuntó.

Fue desde este último departamento desde el que recibieron contestación vía electrónica, indicando que «conocían los problemas del puente y que se realizarían actuaciones puntuales, que son las que se hicieron al principio del verano, una mano de pintura y poco más», destacó el sellero. La voluntad de este joven es que el colectivo al que pertenece «se una para trabajar sobre este tema, ahora que pasaron las fiestas, pero es necesario convocar una asamblea y contar con el apoyo del mayor número de nuestros miembros, actualmente más de 700».

Pero no estarán solos en esta lucha. Belisario Suárez, presidente de la asociación de hosteleros de Parres (Hotupa), aseguró que «mientras sea por una causa tan justa como esta, se contará con el sector de la hostelería». Su colectivo tampoco se ha reunido para debatir sobre el tema y los posibles pasos a seguir pero se atreve a afirmar que «todos estaremos de acuerdo en conseguir mejoras para este puente, porque es una verdadera vergüenza verlo tal y cómo está». Él mismo indica que «alguna vez he hablado con técnicos y expertos que coincidían en comentar que a nivel estructural el puente aguanta, está muy bien hecho, pero es que flaquea por muchos otros sitios». Destaca el hostelero que «por no tener no tiene ni iluminación». A título personal, lo que él haría sería «colocar dos voladizos, uno a cada lado, para ampliar tanto la caja de la carretera como las aceras, porque cuenta con un espacio que se queda escaso». Belisario Suárez apuesta por tanto por una «renovación integral», aunque al mismo tiempo duda de la posible respuesta positiva del ministerio. «El Ayuntamiento ya dio un paso y dijo que quería ir personalmente a Madrid para este asunto, pero al depender directamente del Estado pienso que será difícil conseguirlo».

«Clamor popular»

Para la presidenta de la Asociación Comercio de Arriondas, Fidelia Fernández, este asunto «no es una cuestión de asociaciones y colectivos, es un clamor popular y todos los vecinos vamos a estar de acuerdo». Sabe que la renovación del puente «es una gran necesidad» y, además de cuestiones de seguridad, la empresaria recuerda que «el puente de Arriondas es nuestro escaparate principal, es la entrada a la localidad y no es para nada presentable». «Aunque pinten las barandillas, a nadie se le puede escapar que tienen que estar apuntaladas porque están podridas y corren riesgo de caerse. Eso es lo que han podido ver todos los que nos hayan acompañado en la salida del Descenso del Sella y es también lo que nos gustaría cambiar de cara a la próxima edición».

No habla por boca del colectivo que preside «porque no nos hemos reunido para valorar el asunto», pero insiste en que la infraestructura está «obsoleta» y subraya la falta de funcionalidad de la misma, «pues por las aceras no entra ni un carrito de bebé». Arriondas 'pita' contra su puente.