El Comercio

Javier Pruneda, de Nava.
Javier Pruneda, de Nava. / E. C.

Sergio, de la peña Magdalena, gana los 'Bolos en la Calle' de Cangas de Onís

  • En el Memorial Baltasar para parejas se imponía el dúo formado por los navetos Guillermo y Pruneda, frente a Lisardo y Varilles, de Barredos

La bolera portátil ubicada en la plaza de Camila Beceña, en el centro neurálgico de la ciudad de Cangas de Onís, se convertía el pasado fin de semana en la capital asturiana de la cuatreada con la celebración de las finales del torneo individual de 'Bolos en la Calle' y el Memorial Baltasar por parejas. En el campeonato individual, Sergio, de la peña Magdalena, se imponía a Pruneda, de Villa de Nava, por 14 juegos a 11. Y en la final de parejas, el dúo naveto integrado por Pruneda y Guillermo, superaba a los lavianeses Lisardo y Varilles, de la peña de Barredos, por 14 chicos a 11.

El torneo individual resultó emocionante y con registros al alza. La media de Sergio fue de 45,5 bolos, con seis bolas: 45,8 a la mano y 45,1 al pulgar. Mayor regularidad imposible. La frecuencia de Javier Pruneda fue de 40,3 bolos: 41,2 a la mano y 39,5 al pulgar. Sergio ganó cuatro juegos propios al pulgar, con tanteos de 42, 47, 53 y 37 bolos, y otros cuatro a la mano, con anotaciones de 45, 45, 46 y 52. Y borró tres chicos de Pruneda a la mano, de 48, 38 y 41, así como otros tres al pulgar de 43, 32 y 31. Por su parte, Javier Pruneda ganaba tres juegos propios a la mano, de 41, 40 y 39 bolos, y otros tres al pulgar de 34, 47 y 50. El naveto mató tres chicos de Sergio al pulgar, de 41, 53 y 44 bolos, y dos a la mano, de 42 y 45.

De mano, se adelantó Pruneda con un marcador de 3 juegos a 1 y llegó a contar con una ventaja de 6 a 3, pero al cambio de tirada ya ganaba Sergio por 7 chicos a 6. Sergio llegó a contar con una ventaja de 11 juegos a 8, pero la reacción de Pruneda resultó fulminante al anotarse tres juegos para empatar a 11 chicos. Sergio no le fue a la zaga y se llevó tres parciales y la partida.

El torneo repartía 650 euros en premios: 300 para el ganador, 200 para el subcampeón, 100 para el tercer clasificado y 50 para el cuarto. La tercera plaza se la adjudicaba Rivas, de Riaño, y cuarto quedaba el lavianés David, de Prau la Hueria. Participaron en la fase previa jugadores asturianos de todas las categoría y para acceder a semifinales, después de lanzar 60 bolos, superaban el corte Sergio (473 bolos); Pruneda (444); Rivas (387) y David (370).

Pruneda se desquita

En la final del Memorial Baltasar por parejas los registros fueron a la baja. La media del dúo ganador, integrado por los navetos Pruneda y Guillermo, fue de 39,9 bolos: 38,5 a la mano y 41,3 al pulgar, mientras que la frecuencia de Lisardo y Varilles se precipitaba hasta los 34 bolos por juego: 38,3 a la mano y 29,8 al pulgar. Los de Barredos empezaron ganado por 3 juegos a 0, se registró empate a cinco chicos y los de Nava ya ganaban por 7 a 5 al cambio de tirada. Pruneda y Guillermo llegaron a contar con ventaja de 10 juegos a 5, pero los de Barredos maquillaban el marcador al acercarse en 13 a 10.

La tercera plaza fue para la pareja maliaya de Ateneo Obrero, que en semifinales perdía frente al dúo de Nava por 12 chicos a 10. Y en cuarto lugar se situaban los llaniscos de La Venta tras perder con la pareja de Barredos por 12 juegos a 8. El torneo repartía 650 euros entre los cuatro primeros clasificados.