El Comercio

La prórroga presupuestaria puede afectar a los pagos previstos por el Consistorio, según Foro

Fachada principal de la Casa Consistorial de Llanes.
Fachada principal de la Casa Consistorial de Llanes. / E. C.
  • De la Llana y Armas insisten en que los posibles errores en las cuentas podrán solventarse en el periodo de alegaciones

Los grupos de Foro y PP del Ayuntamiento de Llanes mantienen la necesidad de sacar adelante los nuevos presupuestos de cara al presente 2016, a pesar de que el alcalde haya manifestado públicamente sus dudas ante la posible existencia de errores técnicos. Los conservadores advertían ayer que de no contar con esas nuevas cuentas podría complicar la labor de gobierno realizada durante los últimos meses. «No aprobar los presupuestos podría poner en peligro algunos compromisos adquiridos», valoró la concejala de Hacienda, Marián García de la Llana. Se refería, por ejemplo, a acuerdos «con la Real Federación de Golf, a través de los que se buscaba la celebración de torneos fuera de temporada para desestacionalizar». Dichos compromisos estarían firmados por el regidor y la edil forista teme que «no se pueda hacer frente a los pagos».

Es por eso que, tanto ella como el portavoz del PP, Juan Carlos Armas, insisten en que antes del 15 de septiembre se convoque un pleno en el que debatir el proyecto presupuestario y confían en que pueda salir adelante. «Sé que el alcalde está haciendo todo lo posible por solventar esas dudas que manifestó», trasladó De la Llana. Armas por su parte admite que «crisis como tal no lo sé, sí hay un momento de desencuentro en el gobierno, pero el alcalde se ha comprometido a informar de su postura esta misma semana».

El líder popular confía en que si los presupuestos llegan a pleno «puedan salir adelante». De lo que duda es precisamente de que se dé ese debate. «Hay muchas cosas que plantear en ese debate plenario, entre otras cuestiones se hablaría de contratos que hasta el momento estaban blindados y que se está trabajando para desbloquear». Uno de los reproches del alcalde y del colaborador de Vecinos por Llanes, Fernando Urriticoechea, fue rechazar las cuentas por no incluir modificaciones en los capítulos 1 y 2. «Los cambios existen, pues se ha aprobado una modificación de la RPT que incluye amortizaciones de puestos de trabajo, pero para ir más allá se necesita trabajar con tiempo y del lado de la legalidad», valoró Juan Carlos Armas. Junto con la concejala de Hacienda piensa que «las herencias recibidas nos obligan a trabajar de forma más lenta para cambiar el gasto en personal o algunos contratos».

Y sobre el plazo solicitado al alcalde por su parte, a través de un escrito presentado en el registro, De la Llana explicaba ayer que «no es un capricho». «Sabiendo de los plazos que siguen a una aprobación inicial, si el debate pasa del día 15 de septiembre nos iríamos casi fuera de año». Y es que adelantó que «en octubre ya nos queremos poner a trabajar en las cuentas de 2017».

De nuevo respecto a los posibles errores ambos ediles conservadores coincidieron en apuntar al «periodo de alegaciones» para solventar «cualquier duda que pueda existir». Aunque afirmaron que los asesores legales de sus partidos «están tranquilos con lo presentado en el proyecto de presupuestos».

«Amenazas» de Avall

Y a la Asociación de Vecinos y Amigos de Llanes (Avall) les acusan de «amenazar» a los concejales hablando de un posible delito de prevaricación si saliesen adelante las nuevas cuentas. Dudan, inicialmente, de cómo es que el colectivo vecinal ha tenido acceso al documento «pues si alguien se los ha dado ha cometido una irregularidad manifiesta». Aseguran que «lo que tumbó las cuentas de 2006 nada tiene que ver con las que ahora se presentan». «Aquel documento adolecía de informes necesarios», concretó Armas.

Por otro lado, tanto Foro como PP -dos de los tres firmantes del acuerdo de gobierno del cuatripartito llanisco- niegan que en dicho documento exista un punto que hable de «presupuestos participativos» como tal. «No es cierto que se recoja, pero a pesar de ello el presupuesto que presentamos es fruto de escuchar a los llaniscos y atender a sus necesidades», subrayó De la Llana. Por su parte Armas recordó que «no hay nada más participativo que recibir peticiones por parte de los alcaldes de barrio, por ejemplo, y analizarlas para poder incluirlas en las cuentas generales, que es lo que hemos hecho». «Todos los concejales que han querido han participado en la elaboración del presupuesto», zanjó el popular.

Temas