El Comercio

Frente común para reclamar mejoras en las escuelas rurales del concejo de Llanes

La concejal Marisa Elviro se reunió ayer con representantes de los AMPA y de los colegios rurales de Llanes.
La concejal Marisa Elviro se reunió ayer con representantes de los AMPA y de los colegios rurales de Llanes. / T. BASTERRA
  • Profesores, AMPAs y Ayuntamiento valoran crear un consejo escolar municipal con el que solicitar a la consejería la realización de las obras necesarias

El estado de las escuelas rurales del concejo de Llanes preocupa, y mucho, a los profesores de estos centros, a las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) y al Ayuntamiento. Existen una serie de colegios rurales repartidos por el municipio que precisan una serie de obras urgentes, los cuales no se han realizado durante estos meses de verano. Y todo parece indicar que tampoco se llevarán a cabo durante el curso escolar 2016-2017, que arranca el lunes, como sucede en las escuelas de La Borbolla o Cue, por poner solo algunos ejemplos.

Para abordar la situación ayer se celebró una reunión en la Casa de Cultura de Llanes a la que asistió la edil de Cultura del Ayuntamiento, Marisa Elviro, y representantes de los profesores de las escuelas rurales y de las AMPAs de estos centros educativos. Una de las cuestiones que se valoró en este encuentro es la de realizar una reclamación conjunta para reclamar a la Consejería de Educación realice las obras que se requieren en estos centros. Otra de las propuestas que se pusieron encima de la mesa fue la de crear un consejo escolar municipal del que formen parte, al menos, educadores, padres y madres de los alumnos y Consistorio para, por medio de este órgano, solicitar la creación de partidas concretas para atender las necesidades urgentes de las escuelas rurales del concejo de Llanes.

Son varios los casos llamativos que se dan en el municipio. Uno de los más destacados es el de la escuela de La Borbolla, en cuyo edificio se detectaron el pasado octubre deficiencias estructurales que obligaron a trasladar a los alumnos al telecentro de la localidad, en el que recibieron la formación correspondiente del pasado curso escolar. De hecho poco después de trasladar a los niños se desprendió parte del techo sobre la mesa de la profesora. En el caso de Cue el edificio suma más de 100 años de historia y requiere las mejoras propias de un inmueble de principios del siglo XX, en especial en la cubierta. En Villanueva de Pría la escuela necesita ser ampliada de algún modo. Ya el pasado curso se quedó pequeña para el número de alumnos que estudian allí y este año prevén tener aún más niños al haber aumentado la matriculación.

Críticas al Consistorio

En la reunión celebrada ayer los padres también criticaron al Ayuntamiento de Llanes por no haber asumido la Administración local una serie de obras de mantenimiento que requerían los centros. La edil Marisa Elviro reconoció que desde el Consistorio se debería haber «hecho más» en este sentido, pero trasladó a los padres los problemas presupuestarios que tiene el Ayuntamiento y la falta de personal de obras, el cual además durante el verano dedica buena parte de su tiempo a mejoras en el entorno de las playas o en los pueblos que realizan fiestas.

Uno de los aspectos que quiere mejorar de cara al próximo año, según Elviro, es el de la limpieza de los centros, que según la concejal no está funcionando correctamente.

En cuanto a las obras de gran cuantía la edil apuntó a que éstas deben ser realizadas por el Principado, ya que el Consistorio asume el mantenimiento de los centros pero no la reforma de los mismos, como precisan varias de las escuelas rurales del concejo.