El Comercio

La localidad piloñesa de Cardes avanza en la mejora de su ermita del siglo XIII

La iglesia de Cardes estrenó ayer iluminación.
La iglesia de Cardes estrenó ayer iluminación. / JUAN LLACA
  • Los vecinos inauguraron ayer el nuevo sistema de iluminación y tienen pendiente la recuperación del portal y rehabilitar la cruz

Los vecinos de Cardes se reunieron ayer en la ermita de la Visitación de Nuestra Señora, con el objetivo de inaugurar la instalación de la luz en este templo, de gran importancia para la localidad. En los últimos años ha sido sometido a varias intervenciones de restauración, las más importantes durante el año 2013.

El evento consistió en una ceremonia religiosa, seguida por una espicha. En el evento tomó parte el alcalde de Piloña, Iván Allende, que no se quiso perder esta fecha tan señalada para los lugareños, al igual que la portavoz del Partido Popular, Teresa González. Tampoco faltó representación del arciprestazgo de Covadonga.

Esta última mejora ha consistido en la instalación de un equipo de energía solar, para dotar de electricidad al templo. Se trata de un equipo de iluminación led, que ofrece tres horas de autonomía.

La ermita de la Visitación tiene una gran importancia debido a su antigüedad, que se remonta al siglo XIII. Hace tres años, gracias al párroco, Alejandro Fuentevilla, al apoyo de algunos vecinos, con sus donaciones, y a la colaboración económica de los organizadores de la fiesta de San Antonio, se logró sacar adelante la recuperación. En aquel entonces se intervino en el tejado, se picaron y revocaron los muros, con enfoscado en blanco y se chorrearon los arcos, además de pintar todo el interior.

Para el futuro resta la recuperación de la portilla, el portal y rehabilitar la cruz con la espadaña.

Con ocho siglos en sus muros, el templo representa un auténtico orgullo para esta pequeña localidad piloñesa, lo que motivó que ayer hubiese una nutrida presencia en el acto.