El Comercio

Enrique Riestra en una fotografía tomada el pasado agosto.
Enrique Riestra en una fotografía tomada el pasado agosto. / E. C.

Sectores de Vecinos por Llanes reclaman al alcalde «un mayor liderazgo» en el gobierno local

  • Critican que no se están cumpliendo varias de las promesas electorales de la agrupación ni tampoco la Ley de Transparencia

Cada vez son más las voces que reclaman «un mayor liderazgo» del alcalde de Llanes en su equipo de gobierno. Ya no son solo las críticas en este sentido que desde hace meses realiza el PSOE. También se escuchan en el seno de la agrupación de electores de Vecinos por Llanes, de la que el alcalde Enrique Riestra es su presidente. Se refieren a que le está faltando, apuntan, autoridad o decisión para que el ejecutivo local que encabeza saque adelante algunas de las promesas electorales de la agrupación o acabar de cumplir los acuerdos del pacto de gobierno

A nivel público Equo, una de las formaciones que integra esa agrupación, emitió un comunicado el domingo en el que anuncia que retirará su apoyo a Vecinos por Llanes si no se produce «un cambio de rumbo» en las políticas que se están desarrollando desde el gobierno local. Esta organización ha realizado balance del año y tres meses que lleva el actual ejecutivo local en el cargo y ha concluido que «la gente que votó a Vecinos por Llanes quería un cambio que impulsara la regeneración democrática, y no fue así».

Tampoco aprueba Equo la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Ayuntamiento aprobada por el equipo de gobierno y recurrida por UGT, entre otras cuestiones porque no ha dado seguridad laboral a los trabajadores de la Escuela de Música Tradicional. Y los conservacionistas tampoco ven avances palpables en la elaboración del nuevo Plan General de Ordenación (PGO), la cuestión por la que se produjo un cambio de gobierno en Llanes tras 28 años de mayorías absolutas del PSOE al rechazar la población de forma masiva el planeamiento aprobado de forma inicial durante los últimos meses del mandato de Álvarez Campillo y que preveía la construcción de hasta 12.410 nuevas viviendas en el concejo. La población de Llanes se manifestó de forma masiva el 2 de mayo de 2015 contra aquel documento y, pese a que el PSOE redujo las previsiones de crecimiento antes de los comicios, los vecinos les castigaron en las urnas quitándoles la mayoría absoluta que les acabó llevando a la oposición.

Pero el malestar en Vecinos por Llanes respecto a la acción de gobierno del Ayuntamiento no se circunscribe únicamente a Equo. Cada vez son más las voces internas de la formación que reconocen que no se están cumpliendo varios de los puntos que prometió el partido durante la campaña electoral. No solo eso. Tampoco se han cumplimentando aún algunos de los acuerdos de gobierno firmados por Riesta, en nombre de Vecinos por Llanes; De la Llana, por Foro; y Armas, del PP.

El pacto de gobierno suscrito por los tres partidos incluía seis medidas «principales». Entre estos puntos estaba la recuperación de los concejos públicos o la elaboración de un PGO «sostenible y consensuado con los vecinos», un plan que aún no cuenta con un documento de prioridades y que tiene difícil por plazos poder estar aprobado definitivamente por la CUOTA antes de que en dos años y medio arranque una nueva campaña electoral municipal. El pacto de gobierno también recogía la elaboración de una auditoría externa e independiente de la situación económica y financiera del Ayuntamiento y la Faustino Sobrino. Además se acordó realizar un análisis y un examen del personal municipal disponible para optimizar la plantilla.

Los últimos puntos determinan el reparto de puestos y de liberación del alcalde y los dos tenientes de alcalde dan potestad a Riestra para «alterar de manera unilateral cualquiera del las cláusulas» del acuerdo de gobierno.

Otra cuestión que no ha cumplido aún el gobierno llanisco es la Ley de Transparencia, en lo que a la publicación de los sueldos de los altos cargos del Ayuntamiento se refiere, como afeó el colaborador de Vecinos por Llanes, Fernando Urruticoechea, el pasado 1 de septiembre cuando acudió al Ayuntamiento para participar en una rueda de prensa convocada por el alcalde para explicar los posibles errores técnicos de los presupuestos.

Temas