El Comercio

La marca de calidad de las villas costeras tendrá en Lastres su experiencia piloto

Vista panorámica de la villa marinera de Lastres, pueblo en el que comenzará como experiencia piloto de la marca de calidad de las villas costeras.
Vista panorámica de la villa marinera de Lastres, pueblo en el que comenzará como experiencia piloto de la marca de calidad de las villas costeras. / NEL ACEBAL
  • La iniciativa del Principado busca elaborar un catálogo con las necesidades que tienen estos pueblos para paliarlas

El Gobierno del Principado va a impulsar la creación de una marca de calidad que distinga a las villas costeras que hayan alcanzado un nivel de «excelencia». La iniciativa acaba de ser anunciada por la Consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, quien también avanzó que la experiencia piloto para alcanzar esos estándares de calidad se va a desarrollar en Lastres y en otra localidad litoral del Occidente.

Por el momento poco se conoce de esta nueva marca de calidad, a la que le queda mucho camino aún por acabar de definirse, aunque la consejera sí avanzó en la tarde del martes durante su comparecencia en la Junta algunos de los puntos básicos que seguirá esta iniciativa. «El litoral asturiano está salpicado de joyas en forma de villas. Las villas costeras asturianas comparten problemas y también deben compartir soluciones», apuntaba Fernández antes de desglosar las tres líneas maestras que seguirá la estrategia para desarrollar este futuro distintivo.

El primero de los pilares será el denominado «paradigma urbano». Consiste en «desarrollar un proyecto que contemple la creación de una marca territorial de calidad para las villas litorales asturianas y que incluya los requerimientos que estas villas tienen por delante para lograr la excelencia». Este apartado incluirá «medidas para la ordenación, fomento de la rehabilitación y regeneración urbana, creación y señalización de paseos peatonales o la elaboración de ordenanzas específicas para estas villas que busquen el mantenimiento y respeto de los elementos representativos y de identidad de las mismas».

La segunda de las líneas de trabajo buscará «reforzar a las villas costeras desde un punto de vista estratégico a nivel hotelero, hostelero, comercial, turístico y de servicios».

Mientras que el tercero tendrá dos vertientes. Por un lado buscará contener la «extensión del suelo urbanizable y apostar por la regeneración de áreas urbanas consolidadas»; y por otro «aliviar a las villas de tráfico rodado por medio de un modelo con más presencia de transporte público, aparcamientos estratégicos a sus entradas y medios alternativos de desplazamiento como caminar o utilizar la bicicleta».

En el caso concreto de Lastres, la localidad donde se desarrollará la experiencia piloto para adaptar la villa a los criterios de excelencia que marcará la nueva marca de calidad, la consejera reconoció que «existe un problema de aparcamiento de difícil solución por la configuración orográfica y urbanística de la villa que se aumenta en verano». Y resaltó la labor del Ayuntamiento por paliar esta situación con la creación de cerca de 1.000 plazas de estacionamiento en el extrarradio de Lastres.

Plazas de aparcamiento

Para estar dentro de esta marca de calidad territorial las localidades costeras interesadas deberán cumplir una serie de requisitos. El proyecto piloto que se va a desarrollar en Lastres permitirá elaborar un catálogo de las necesidades que tienen estas villas a nivel de servicios y dotaciones con el objetivo de paliarlas. En el caso concreto del núcleo llastrín entre las propuestas que maneja ya la Consejería está el dotar de más plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida a la zona portuaria, indicar en la parte alta del pueblo que el acceso al puerto solo está permitido a los vehículos autorizados, una mayor señalización de los aparcamientos existentes o planificar un sistema de información en el Oriente sobre las opciones para acceder a Lastres, tanto en vehículo privado como en transporte público.

Las reacciones de los grupos políticos con presencia en la Junta General a este anuncio fueron diversas. Desde Izquierda Unida el diputado Ovidio Zapico pidió «que se dote al plan de contenidos y de plazos y que compatibilice la sostenibilidad económica y ambiental» Sobre los plazos la consejera tan solo avanzó que la contratación de la redacción de este plan piloto se quiere realizar antes de que acabe el año.

Nicanor García, de Ciudadanos, reclamó «buscar soluciones al problema de aparcamiento que tiene Lastres en los días punta del verano». Por Foro Asturias la diputada María del Carmen Fernández aseguró que «las carencias del aparcamiento ha hecho que miles de visitantes pasen de largo este verano». En Podemos preocupa «la dinámica de esta consejería de que los problemas se solucionan por sí mismos», y también que el plan piloto no vaya a ser redactado por los técnicos del Principado, apuntó Héctor Piernavieja. Y por parte del PP Luis Venta fue muy crítico con Belén Fernández, a quien acusó de «vender humo con un proyecto piloto que se le ha ocurrido en los últimos días». Afirmó que la consejera y el Ayuntamiento de Colunga «han mirado para otro lado» con los problemas de Lastres, e incidió en que «no confiamos en usted consejera».

Temas