El Comercio

El PP riosellano propone debatir un presupuesto para 2017 y no para este año

  • El portavoz Juan Manuel Blanco considera «contraproducente» aprobar unas cuentas municipales para lo poco que resta de ejercicio

El debate presupuestario en el Ayuntamiento de Ribadesella se retomará este jueves con las reuniones que el equipo de gobierno (Foro Asturias) va a mantener con dos de los tres grupos de la oposición. Primero se reunirán con el PSOE y más tarde con los representantes de Pueblu. Entre tanto, la concejala No Adscrita y el Partido Popular siguen esperando la llamada de la alcaldesa o del concejal de Hacienda. «Hace un mes nos invitaron a participar en la elaboración del presupuesto, nos dijeron que nos llamarían en la segunda quincena de septiembre y seguimos esperando por la llamada», aseguró en el día de ayer Juan Manuel Blanco, portavoz y presidente de los conservadores riosellanos.

Los planteamientos que el PP presente en una futura negociación contará con el aval de la concejala No Adscrita, Verónica Blanco. Entre ambas partes han estudiado el proyecto de Foro y han elaborado diferentes propuestas que llevarán a la reunión cuando así se les convoque. No obstante, Juan Manuel Blanco considera «contraproducente» aprobar un presupuesto para tan corto plazo de tiempo. «Si se aprueban, entre exposición pública y demás, van a tener una vigencia de un mes escasamente. Por ese motivo, estamos valorando la posibilidad de proponer madrugar para los presupuestos de 2017 en lugar de llegar tarde a los de 2016», añadió el concejal.

Es decir, PP y concejala No Adscrita quieren que el presupuesto de 2016 quede definitivamente prorrogado para mirar con solvencia y tiempo suficiente hacia los del al año entrante. «Creemos que será muy bueno para Ribadesella iniciar el 2017 con un presupuesto vigente desde el primer día y con unas propuestas que nosotros estamos dispuestos a negociar para que salga adelante», añadió Blanco. De momento, el proyecto que ahora está sobre la mesa, el segundo presentado por Foro para el año en curso, asciende a 8.436.421 euros. Un documento en el que se prevé una inversión «muy floja», según manifestó el presidente del PP riosellano. Blanco recordó que el Ayuntamiento de Ribadesella viene de perder una subvención de 280.000 euros correspondiente a los talleres de empleo y cree que el nuevo presupuesto debe «incluir medidas que palien los efectos de esa pérdida». «Hay que hacer un esfuerzo inversor algo mayor y revisar partidas para que la inversión repercuta en mejorar el concejo y generar puestos de trabajo», añadió.