El Comercio

Los asesores externos dirán en 21 días si los presupuestos de Llanes son válidos

  • Con independencia de lo que determine su informe el alcalde asegura que «se van a realizar todos los pagos previstos» por el Ayuntamiento

Enunas tres semanas. Ese es el margen que ha dado el alcalde de Llanes a la asesoría externa encargada de realizar las verificaciones correspondientes para aclarar si el borrador de presupuestos municipales para este 2016 contiene, o no, errores técnicos que podrían invalidarlo en caso de que sea llevado ante los tribunales, como ya advirtió la asociación Avall.

Enrique Riestra comunicó el pasado viernes a los miembros del equipo de gobierno su decisión de que fuesen consultores ajenos al Ayuntamiento de Llanes y a los partidos políticos que integran el cuatripartito quienes analizasen las cuentas, ante la disparidad de criterios existentes. Por un lado los técnicos municipales y los asesores de Foro Asturias y Partido Popular consideran que las cuentas elaboradas para este ejercicio son perfectamente válidas y que cualquier posible error podría subsanarse tras la aprobación inicial, durante el periodo de exposición pública; mientras que desde Vecinos por Llanes e Izquierda Unida entienden que las deficiencias detectadas por el interventor colaborador de Vecinos, Fernando Urruticoechea, pueden invalidar el presupuesto.

Riestra, como máximo responsable del Ayuntamiento, entiende que esta decisión permitirá despejar dudas al respecto y que «por prudencia hay que preguntar», más aún teniendo en cuenta los antecedentes del Consistorio llanisco en cuanto a la premura de toma de decisiones con algunas cuestiones, como puede ser el del Hotel Kaype. «En unas tres semanas tendremos las verificaciones correspondientes y depende de lo que diga el estudio seguiremos avanzando», apuntó. El regidor señaló que el plazo que se le dio a la empresa elegida -optaron cinco ha realizar esta labor y se ha adjudicado el contrato a la que cumplía los requisitos de tiempo y precio establecidos- «es correcto para cualquier cosa». De sus palabras se desprende que si los asesores externos consideran los presupuestos son legales habrá margen suficiente para convocar un pleno y someterlos a aprobación, pero también que si se aprecian irregularidades habrá tiempo para valorar si hay que corregir los errores o directamente es preferible decretar una prórroga presupuestaria para lo que queda del año y empezar a pensar ya en la elaboración de las cuentas de 2017.

Cumplir compromisos

Lo que sí quiso dejar claro el alcalde es que todos los pagos comprometidos por el Ayuntamiento se van a realizar, desmintiendo a las afirmaciones realizadas hace unas jornadas por la teniente de alcalde y edil de Hacienda, Marián García de la Llana. Hace una semana la forista manifestaba que «no aprobar los presupuestos podría poner en peligro algunos compromisos adquiridos». Se refería, por ejemplo, a acuerdos «con la Real Federación de Golf, a través de los que se buscaba la celebración de torneos fuera de temporada para desestacionalizar». También dijo que dichos compromisos estarían firmados por el regidor y la edil de Hacienda temía que «no se pueda hacer frente a los pagos». Ayer Riestra insistió en que esto no va a suceder. «Que nadie tenga dudas de que se van a realizar todos los pagos previstos», garantizó el alcalde.