El Comercio

Los ganaderos piden cambiar de fecha la feria de San Cipriano

Reses en la feria de ganado celebrada ayer en Panes.
Reses en la feria de ganado celebrada ayer en Panes. / NEL MELERO

En una mañana lluviosa y desapacible, la villa de Panes acogía ayer una nueva edición de la centenaria feria ganadera de San Cipriano. A pesar de las inclemencias meteorológicas, a la finca de San Román acudieron 380 cabezas de ganado vacuno, caprino y ovino. El Ayuntamiento invirtió 4.500 euros en el evento. Se primaba con seis euros la presencia de vacas, terneras y novillos y con tres la asistencia de cabras y ovejas. Al recinto no llegó ningún equino.

La lluvia no fue el principal inconveniente para la presencia de ganado en la feria, que en ediciones anteriores llegó a superar los 500 ejemplares. Los ganaderos locales valoraban que a mediados de septiembre son cerca de 4.000 las reses del concejo que se encuentran en pastos de montaña y no resulta rentable desplazarlas a Panes para dar mayor lustre a la feria.

Por esa línea, el alcalde de Peñamellera Baja, José Manuel Fernández Díaz, valoraba el sentir de los ganaderos locales: «Hace años que vienen reivindicando el traslado de la feria de San Cipriano al mes de octubre». Y adelantó que desde el Ayuntamiento «tenemos dudas entre respetar la tradición de la fecha o apostar por la efectividad». «Es posible que busquemos una nueva fecha, a finales de octubre», matizó.