El Comercio

‘Abándames’ se lleva el Grand Prix

juan llaca
juan llaca
  • El popular concurso televisivo aterrizó de nuevo en Panes por San Cipriano. La comisión ponía como requisito para asistir la entrega de un kilo de alimentos, recaudando más de 600 para Cáritas Peñamellera

Seis grupos de seis participantes se enfrentaron ayer a las divertidísimas pruebas del Grand Prix de San Cipriano, en la que es ya la tercera edición de este televisivo concurso en la capital de Peñamellera Baja. Con los apodos ‘Comisión’, ‘Robriguero’, ‘Jarra y pedal’, ‘Los Pelayos’, ‘Centro penitenciario’ y ‘Abándames’ se enfrentaron a una competición cargada de caídas y carcajadas en la que este último grupo, con el color amarillo como bandera, logró el triunfo.

En esta nueva edición no faltó ninguno de los clásicos juegos del Grand Prix, como los ‘Troncos locos’ o la desafiante ‘vaquilla’, en este caso hinchable. Las pruebas de agua y espuma fueron otro de los clásicos que más problemas dio a los participantes, viviendo situaciones desternillantes que hicieron las delicias del público. Como novedad este año la comisión destacó un incremento en la participación femenina, ya que en las ediciones anteriores «no es habían atrevido tantas chicas a concursar».

Pero la diversión no fue lo más importante de la tarde en los festejos de San Cipriano. Como requisito indispensable para el acceso al concurso, celebrado en el campo de fútbol de La Brañona, los asistentes debían donar un kilo de alimentos no perecederos que posteriormente se entregarían a Cáritas Peñamellera. En total, se consiguieron reunir un total de 600 kilos de comida.

El equipo ganador.

El equipo ganador.

En el terreno musical, el plato fuerte de las fiestas llegaba en la noche de ayer con la actuación del grupo Celtas Cortos, en la que la organización recibió la visita de miles de asistentes. La orquesta Pikante y un animado Dj pusieron el broche a una jornada que ya había comenzado con más juegos, los de los más pequeños del concejo.

Hoy un afortunado o afortunada se llevarán a casa el premio de 10.000 euros que cada año sortea la comisión de San Cipriano. Será elegido ante notario entre las papeletas vendidas alrededor de la comarca y la vecina Cantabria. Antes habrá misa con sonidos de México, concurso de bolos y exhibición de patinaje artístico.