El Comercio

Instante en el que la aeronave rescata al hombre en el pedrero.
Instante en el que la aeronave rescata al hombre en el pedrero. / SEPA

Un grupo de surfistas auxilian a un hombre de avanzada edad enriscado en Palombina

  • La víctima, que tras ser trasladada al hospital de Arriondas ya ha sido dada de alta, estaba «muy magullada y desorientada»

Efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), con base en el parque de Llanes, y el Grupo de Rescate, con el helicóptero medicalizado del organismo autónomo, auxiliaban ayer a un hombre de avanzada edad que quedó enriscado en una roca en la playa llanisca de Palombina, en Celorio. Llegaron alertados por un grupo de surfistas, que se encontraban dando clases en la mañana de ayer domingo con la escuela Llanes.Surf. El monitor, Diego Suárez, se percató de la presencia del bañista pero «en un primer momento no noté que estuviera en apuros». Poco después, advertido por otras personas presentes, decidió acercarse hasta él.

Al llegar «comprobamos que se encontraba muy magullado y desorientado y procedimos a auxiliarle». Según explicó Suárez «el hombre estaba desorientado y no conseguía ni decir con exactitud su edad». Pensando en que podía ser víctima de los nervios, decidió tranquilizarle con alguna broma. «Le pregunté, para quitarle hierro al asunto, si había ido a por percebes y dijo que estaba buscando quisquillas, pero no sabemos si era cierto», narró el surfista.

Con la ayuda de otros compañeros consiguió bajarlo de las rocas y juntos trataron de subirlo a una tabla para evacuarlo. «Estaba sangrando por el hombro y la rodilla y decía sentirse muy mareado. Había tragado mucha agua y estaba muy débil. Como no podía colaborar se nos hizo imposible mantenerlo en la tabla», detalló el rescatador. Fue entonces cuando decidieron ponerlo a salvo y llamar a los equipos de emergencia. «Nos encontrábamos a la derecha del todo de la playa, en una zona donde hay mucha corriente», comentó. Además la marea estaba subiendo y las olas les rompían con fuerza.

El afectado, un varón de 80 años edad -según indicaron fuentes del SEPA- y residente en Celorio, fue evacuado al Hospital de Arriondas con síntomas de hipotermia. Aunque su pronóstico era reservado, a lo largo de la tarde recibió el alta médica.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 12.16 horas. «Los bomberos y la Guardia Civil llegaron primero y, posteriormente, apareció el helicóptero». También se comunicó lo sucedido a Salvamento Marítimo, a la Policía Local y al SAMU. El hombre fue rescatado mediante una operación de grúa con la aeronave del SEPA, que lo trasladó al aparcamiento de Borizu, donde se encontraba ya una ambulancia de soporte vital básico. Tras ser estabilizado fue evacuado en la aeronave al hospital comarcal.