El Comercio

Onís espera que antes de fin de mes empiecen las obras de la estación depuradora

El cartel de la obra ya está colocado junto a la finca donde se levantará la depuradora.

El cartel de la obra ya está colocado junto a la finca donde se levantará la depuradora. / NEL ACEBAL

  • La empresa Dragados se va a encargar de ejecutar estos trabajos, que tienen un presupuesto de 1,75 millones y un plazo de ejecución de 22 meses

Tras más de una década de gestiones, el inicio de las obras para dotar de red de saneamiento a Onís está cada vez más cerca. De hecho en el Ayuntamiento confían en que los trabajos comiencen en las próximas semanas. Incluso antes de que acabe este mes de septiembre, según apunta el alcalde, José Manuel Abeledo. En el lugar donde se va a construir la depuradora ya se han instalado los carteles que anuncian la obra.

Más de una década de lucha le ha costado al Ayuntamiento de Onís conseguir que el municipio contase con saneamiento. El presupuesto de la obra es de 1.750.000 euros y cuenta con un plazo de ejecución de 22 meses, un proyecto financiado en un 80% por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, en el marco del Programa Operativo FEDER de Asturias.

El proyecto, impulsado desde la Junta de Saneamiento, organismo dependiente de la Consejería de Fomento, permitirá dotar de saneamiento a Benia, capital del concejo, y a los núcleos rurales de Talavero y Villar. Las estimaciones realizadas apuntan a que la población beneficiada podía superar las 330 personas.

1.600 metros de colector

La actuación incluye la construcción de una estación depuradora de aguas residuales y tres bombeos, dos en Benia y uno en Villar. La depuradora, que se construirá en Talavero, constará de pretratamiento, tratamiento biológico (basado en una aireación prolongada), decantación secundaria y la correspondiente estabilización y secado de fangos. Las obras incluyen también la instalación de 1.600 metros de colector.

Los trabajos van a ser ejecutados por la empresa Dragados S. A. y, en parte, vienen a paliar el hecho de que el concejo de Onís fuese uno de los municipios asturianos del Parque Nacional de los Picos de Europa que quedó excluido de los fondos del llamado Plan Agua, que buscaba la mejora del abastecimiento y saneamiento en estos concejos.