El Comercio

La ausencia de regulación provoca un nuevo caos circulatorio en los Lagos

Las cararavanas se sucedieron durante la mañana en el entorno de los dos lagos.
Las cararavanas se sucedieron durante la mañana en el entorno de los dos lagos. / E. C.
  • La de ayer fue la primera jornada tras el verano en la que ya no se contó con el personal del Parque, a pesar de que la afluencia sigue siendo elevada

La comarca de los Picos de Europa sigue alargando la temporada estival con gran afluencia de visitantes. En la jornada de ayer, a pesar de ser un lunes de la segunda quincena de septiembre, la presencia de vehículos que se dirigían hacia los Lagos de Covadonga fue masiva. Y con ellos llegaron los problemas en la circulación, algo que quizás se podría haber evitado de no haber sido ayer era el primer día sin el dispositivo especial de regulación que el Parque Nacional pone en marcha con motivo del verano, que había finalizado la jornada anterior.

Algunos conductores aseguraron que la ausencia de cualquier tipo de operario e información para el acceso o aparcamiento en esta área protegida provocó situaciones de verdadero caos. Los turismos y las autocaravanas, al encontrarse completas las zonas delimitadas para el aparcamiento, terminaban estacionando en los arcenes o rincones que encontraban a su paso «provocando importantes tapones que impedían acceder o salir de la zona de La Tiese, por ejemplo», detallaron algunos profesionales del transporte.

Largas colas de vehículos, algunos tratando de dar marcha atrás o incluso de dar la vuelta sin éxito pero impidiendo aún más el paso, se repitieron durante una mañana en la que quizá el buen tiempo animó más a los visitantes a acercarse a este paraje natural.

Pero no es una situación nueva. «Esto ya ocurrió el año pasado», indicaban varios vecinos de Cangas. Lo que estos no saben es «cuándo van a darnos una solución, si es que tienen pensando darla algún día».

Desde que finalizase el Plan Especial de Transporte a los Lagos el pasado 8 de septiembre, el que pone en marcha el Principado, se vivió un fin de semana de problemas continuados ante la masiva afluencia de visitantes en los que aún eran los últimos días del verano para muchas personas.

Este pasado fin de semana -con ya solo el dispositivo de regulación que habilita el Parque aún en vigor- la situación no fue caótica, pues se pudo controlar a pesar de que también hubo un elevado número de visitantes. Los operarios del Parque hicieron sus funciones, regulando el acceso e indicando a los conductores las prohibiciones o las áreas delimitadas como estacionamientos.

Los partidos políticos, las asociaciones empresariales y hasta el propio alcalde analizaban en las pasadas jornadas las posibles soluciones a una situación que, cuando las condiciones meteorológicas acompañan, se repite verano tras verano. La ampliación en las fechas, de manera continuada o puntualmente durante los fines de semana, es una de las soluciones planteadas.