El Comercio

El Arzobispado, molesto con Collera

El pueblo riosellano de Collera recibía estos días una comunicación por parte del Arzobispado de Oviedo indicando que, como «titular propietario del campo de la iglesia parroquial de San Martín», no permitirá que «se utilice» el citado espacio «sin contar con la debida autorización por escrito» y habiendo sido solicitada «con suficiente antelación». El requerimiento llega tras la colocación de «una serie de puestos por parte de la comisión de fiestas» a principios de septiembre «sin conocimiento del Arzobispado».