El Comercio

Cinco días sin suministro de agua en el pueblo de Torre

Vecinos de Torre portando agua recogida en fuentes cercanas.
Vecinos de Torre portando agua recogida en fuentes cercanas. / N. A.

El pueblo riosellano de Torre lleva cinco días sin abastecimiento de agua. El suministro se cortó el pasado viernes como consecuencia de una avería en la bomba del sondeo, que se quemó por completo. Según han indicado desde el Ayuntamiento de Ribadesella, la nueva máquina llegó esta semana y se prevé que en breve se pueda proceder a su instalación.

Entre tanto, los vecinos han tenido que buscar soluciones de urgencia ante la falta de un servicio tan esencial para el día a día. Se han abastecido acudiendo a las fuentes públicas más cercanas, aunque el Consistorio ya ha manifestado su intención de proporcionarles cubas de agua. El pueblo de Torre es uno de los que más ha sufrido las consecuencias de la construcción del túnel Ordovícico del Fabar, obras que liquidaron los históricos manantiales con los que se abastecían todos los núcleos situados en esa zona del concejo.

Por otro lado, esta semana se reunía la mesa de contratación del Ayuntamiento de Ribadesella para valorar las ofertas económicas presentadas por las nueve empresas que aspiran a gestionar el servicio de abastecimiento de agua potable en el concejo para los cinco próximos años.