El Comercio

Exigen más seguridad en el transporte escolar desde Posada al IES de Llanes

Alumnos en la línea de Posada-Quintana-Balmori.
Alumnos en la línea de Posada-Quintana-Balmori. / NEL ACEBAL
  • El alcalde de Quintana alerta de que los niños de este pueblo y de Balmori «viajan de pie o sentados en la escalera porque hay exceso de pasajeros»

El presidente de la Junta Vecinal de la localidad llanisca de Quintana, Antonio Ibáñez, denunciaba ayer en el Ayuntamiento de Llanes que «el transporte escolar al IES de Llanes está cogiendo más pasajeros de los que debería, provocando que los niños de Quintana y Balmori tengan que viajar de pie o sentados en las escaleras hasta la villa». El representante vecinal asegura que esto ocurre «desde principios de curso» y que hasta el momento se esperó «porque dejamos unos días a ver si era cuestión de que se normalizase el servicio».

Pero en vista de que la situación se repetía día tras día, y ante el malestar de los padres, decidió intervenir. «Registré una queja en el Ayuntamiento y también me encargué de que el problema llegase al instituto y a la Policía Local». Ibáñez confía en que «nos den una solución en pocos días, si puede ser mañana mismo -por hoy-, mejor».

Reconoce que «el problema lo sufren más los niños de Balmori, que es el último pueblo de la ruta». Y describe la situación considerando que «en Posada, se suben más niños de los que deberían», debido a que «hay más de un autobús y no debe estar controlando qué niños suben en cada uno». «El conductor mismo tendría que tener en cuenta que si, a partir de Posada, quedan dos pueblos más en la ruta y en ellos se suben 10 o 15 niños todos los días, deben quedar siempre plazas para ellos».

El portavoz de la junta de Quintana advierte que «el hecho de que los niños vayan de pie o en las escaleras es un problema grave de seguridad». Y plantea que «si algún día ocurriese algo, que esperemos que no sea así, a ver quién se querría hacer responsable».