El Comercio

Las obras para adecuar el nuevo cuartel de Arriondas empezarán en octubre

Los bajos de este edificio de Arriondas Norte acogerán el nuevo cuartel de la localidad.
Los bajos de este edificio de Arriondas Norte acogerán el nuevo cuartel de la localidad. / NEL ACEBAL
  • Esa es la previsión que maneja el Ayuntamiento de Parres, que hace unos días firmaba el acuerdo para ceder al Ministerio de Interior el local

El Ayuntamiento de Parres confía en que las obras para adecuar el futuro cuartel de la Guardia Civil en Arriondas comiencen en octubre. Así lo apuntaba ayer el alcalde parragués, el socialista Emilio García Longo, quien hace unas jornadas firmaba el convenio por el que el Consistorio cede al Ministerio de Interior los locales situados en la planta baja del edificio donde se encuentran las viviendas sociales de Arriondas Norte. También se concede a la Benemérita el uso de varias plazas de garaje en este inmueble.

García Longo indicaba ayer que los arquitectos que trabajan para la Guardia Civil ya han estado recientemente en dos ocasiones examinando los locales. También que la adecuación prevista de los bajos cuenta con un proyecto ya redactado y con una consignación presupuestaria correspondiente a este ejercicio de 2016. Por ello el regidor estima que es muy posible que las obras comiencen y finalicen en este otoño, ya que tampoco se trata de unos trabajos de gran envergadura al consistir en la adaptación de los locales.

Gracias a esta cesión la Guardia Civil podrá disponer en Arriondas de «una instalación moderna, acorde a los tiempos, con un espacio amplio y que se adapta a sus necesidades», apuntaba ayer el regidor. Y es que el actual puesto de la Benemérita en la capital parraguesa es un local pequeño que no reúne las condiciones adecuadas para acoger una instalación de estas características.

Cesión por 30 años

La cesión del bajo de Arriondas Norte por parte del Ayuntamiento al Ministerio de Interior se produce por un periodo de 30 años y con la condición de que se dedique a cuartel de la Guardia Civil. En caso de que en un máximo de 5 años no se haya trasladado al lugar la Benemérita o que antes de que acaben las tres décadas de cesión que recoge el convenio la Guardia Civil ya no lo utilizase el local, éste volvería a revertir en el Consistorio parragués.

Los trámites para ceder este espacio se iniciaron hace más de dos años. En el Ayuntamiento están satisfechos de que se haya puesto fin al proceso administrativo con la firma de este convenio y se espera que sirva para mejorar la prestación de «un servicio importante para la población» como es el de la seguridad ciudadana.