El Comercio

El PP propone un pacto a Foro para dar estabilidad económica al Ayuntamiento riosellano

Juan Manuel Blanco y Susana Otero, ediles del PP en Ribadesella.
Juan Manuel Blanco y Susana Otero, ediles del PP en Ribadesella. / N. A.
  • Blanco plantea crear una «gran coalición de centro-derecha» en la que incluye a Verónica Blanco, la edil No Adscrita que abandonó el equipo de gobierno

El Partido Popular ha planteado una «gran coalición de centro-derecha» para dar estabilidad económica al Ayuntamiento de Ribadesella. La propuesta fue presentada por Juan Manuel Blanco y Susana Otero, los dos únicos concejales del grupo municipal conservador, durante la primera reunión presupuestaria que este lunes mantuvieron con Foro Asturias. Se trata de un pacto de legislatura que solo se plantea para el ámbito presupuestario y con el que pretenden cumplir con «la voluntad de los electores riosellanos que en mayo de 2015 eligieron a nueve concejales de centro-derecha para nuestra corporación», explicó el portavoz Juan Manuel Blanco.

En su propuesta, el PP no está solo. Cuenta con el aval de Verónica Blanco, la concejala No Adscrita que, por diferencias políticas y personales, abandonó el grupo con el que se había presentado en las últimas elecciones municipales, Foro Asturias, tras el pleno de investidura. Juan Manuel Blanco espera que los que fueron sus compañeros de partido sean capaces de pasar página, olvidándose de rencillas y aprovechando esta nueva oportunidad. «A la política no se llega para tener rencillas personales. Los temas pasan, se afrontan, se arreglan y a otra cosa. No se puede estar enrocado toda la vida en si yo perdí la mayoría porque tu me la quitaste. Eso ya pasó, así que ahora hay que trabajar a favor de los intereses generales del concejo», añadió Juan Manuel Blanco.

Por ese motivo, el PP propone un acuerdo de centro-derecha en el que no quede excluido ninguno de los nueve concejales enmarcados en ese espectro político, un acuerdo que permita dar estabilidad económica al Ayuntamiento. «Hablamos de generar empleo y certidumbre, no de marcar o estigmatizar a las personas, porque a la gente no le importa los problemas personales que hayan podido tener Pablo y Verónica o Charo y Juan Manuel. Estamos hablando de una concejala más de la corporación municipal», añadió Blanco.

En su propuesta, el PP no reclama contrapartida alguna. Es decir, no propone una coalición de gobierno con nuevo reparto de competencias y liberaciones. Solo busca dotar al Ayuntamiento con un presupuesto elaborado «desde aquellos puntos que nos unen a los nueve concejales». Un presupuesto que, además, permita resolver las «carencias económicas» generadas por la pérdida de una subvención de 300.000 euros que permitiría crear una decena de puestos de trabajo a través de un taller de empleo. «El equipo de gobierno necesita una mano seria que le ayude a defender los intereses de los habitantes del concejo», completó Juan Manuel Blanco.

No obstante y a pesar de sus buenas intenciones, el PP cree que su propuesta nace con escasas garantías de éxito «porque a nadie se le escapa la buena relación que Foro tiene con Pueblu, grupo con el que podría tener asegurada la aprobación presupuestaria». El presidente de los conservadores riosellanos también insistió en que su petición va encaminada a los presupuestos de 2017, al dar por amortizados los del presente ejercicio.