El Comercio

Los 'clicks' también bajan el Sella

  • La muestra está formada por siete representaciones que recrean la historia de la humanidad desde la Edad de Piedra

El Descenso Internacional del Sella sigue ampliando horizontes. A los miles de palistas y cientos de países que a lo largo de sus ochenta ediciones han bajado este río, se han unido este año un grupo de figuritas de juguete que recrean con absoluta precisión el momento culmen de la gran Fiesta de las Piraguas, la meta bajo el puente de Ribadesella. La escena forma parte de la exposición ‘Playmobil: Guardianes de la Historia’ que desde esta semana puede verse en el Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo.

Los famosos ‘clicks’ se han subido a la piragua por obra y gracia de la Asociación Española de Coleccionistas de Playmobil (Aesclick). Como escenario natural, el estuario y desembocadura del río Sella y un Práu de San Juan abarrotado de selleros en sus tiendas de campaña. Como complementos artificiales, el puente de Dionisio de la Huerta, el podio, el pantalán, el Centro de Arte Rupestre y Aula Didáctica de Tito Bustillo o la entrada a la cueva, así como el Paseo de los Vencedores y el Tren Fluvial, el tren de las piraguas. Las figuras representan a piragüistas, público en general o al ‘cameraman’ que intenta retransmitir la magia de la fiesta desde lo alto de un camión unidad móvil. Tampoco faltan los agentes de tráfico que mantienen cortado el tráfico para un mejor disfrute de los selleros.

Una escena cargada de detalles y repleta de guiños a la villa de Ribadesella. Esta es una de las siete representaciones que recrean la historia de la humanidad, desde la Edad de Piedra hasta la Edad Moderna. Esta última queda figurada por el Descenso del Sella, pero la aventura comienza en la Prehistoria, en la cueva de Tito Bustillo también reproducida con los mismos ‘clicks’. Le siguen el Imperio Romano «con gran despliegue de tropas» y en Mundo Medieval, «con caballeros y castillos de la época», destacó Loren García, miembro de Aesclick. A continuación se han diseñado dos escenas que son muy representativas a lo largo de la historia de este jueguete, como son Los Piratas y la Conquista del Oeste. El sexto diorama está dedicado a la época Victoriana, «más orientada al público femenino» y el séptimo y último al ya mencionado Descenso Internacional del Sella.

En total más de dos mil figuras de Playmobil, entre mujeres, hombres y niños, a las que deben unirse otras muchas piezas de animales, vegetales y todo tipo de objetos y complementos, «desde piezas muy pequeñitas como un bolígrafo hasta grandes como un barco», destacó Loren García. El mundo de Playmobil ha despertado durante años la imaginación de millones de niños y aún hoy sigue deslumbrando a todos los públicos gracias a recreaciones como las que se podrán ver en Ribadesella hasta el mes de febrero de 2017.