El Comercio

El Urriellu, escenario de gestas

El austriaco David Lama, de 26 años, completó el ascenso en libre al Pilar del Cantábrico en apenas 6 horas hace unas jornadas.
El austriaco David Lama, de 26 años, completó el ascenso en libre al Pilar del Cantábrico en apenas 6 horas hace unas jornadas. / DAVID LAMA
  • Los alemanes Alex Huber y Fabian Buhl abren en libre la vía 'Sueños de invierno' y el austriaco David Lama completa en seis horas el Pilar del Cantábrico

  • El Picu ha registrado dos hazañas del alpinismo europeo en apenas unas jornadas

El Urriellu se está convirtiendo este año en el lugar donde los mejores escaladores del planeta quieren dejar su impronta y superar los límites de este deporte. Y es que si hace unas semanas eran los hermanos Eneko e Iker Pou junto con Neus Colom, quienes el 6 de septiembre lograron el primer ascenso en 'libre' en 'Marejada Fuerza 6' una de las vías más arriesgadas del Naranjo de Bulnes con una dificultad de 8b, el pasado viernes los alemanes Alex Huber y Fabian Buhl completaron otro reto también de un gran nivel: liberaron la vía 'Sueños de invierno', un 8a y considerada por algunos la ruta más complicada para ascender al Picu, utilizando, al igual que los Pou, tan solo sus manos y sus pies para progresar. Y lo que es, si cabe, aún más espectacular, lo hicieron en apenas 9 horas, un tiempo de récord para completar los 600 metros de esta ascensión, muy lejos de 69 días que tardaron en realizarla en 1983 los aperturistas de esta vía, los murcianos José Luis García Gallego y Miguel Ángel Díaz Vives.

Y los dos germanos no han sido los únicos centroeuropeos que en estos últimos días han fijado su foco en el Picu para lograr un nuevo reto deportivo. El austriaco David Lama completó también en 'libre' los 500 metros de ascensión del Pilar del Cantábrico, una de las vías más emblemáticas y peligrosas del Naranjo. Y lo hizo en apenas seis horas.

El guarda del refugio del Urriellu, Sergio González Bada, indicaba que un aspecto que comparten estas vías es, además de su dificultad, su gran exposición. Y es que son apenas un puñado de diez personas en el mundo las que tiene capacidad para completar estos retos, varios de ellos han pasado estas últimas semanas por el Picu para sumar nuevas y espectaculares gestas a sus respectivas biografías deportivas.

Este hecho demuestra también que el Urriellu es una montaña que cada vez atrae a más figuras internacionales del mundo de la escalada que no quieren dejar pasar la posibilidad de sumar sus nombres a los logros que ya atesoran estas paredes.

Retos futuros en el Picu

En el caso de Alex Huber y Fabian Buhl estuvieron en agosto varias jornadas estudiando 'Sueños de invierno' para comprobar si era posible llevar a cabo su reto. Esta pasada semana regresaron para cumplirlo. Pero van a volver al Naranjo en los próximos días. Primero para tomar parte en un reportaje fotográfico y, de paso, seguir estudiando otras dos vías que quieren acometer en el futuro 'Tramuntana' y 'Principado de Asturias'.

Los germanos «han quedado encantados» con la montaña asturiana y también con el ambiente que se vive entorno a este deporte en la región. Ya prevén además participar en diferentes conferencias en distintos puntos del Principado.

Gestas como las que están logrando estos días en el Urriellu algunos de los mejores escaladores del mundo sirven además para dar una repercusión internacional a los Picos de Europa y todas las actividades deportivas que se pueden realizar en estas montañas, como es el 'trecking' además de la propia escalada.