El Comercio

Las enfermeras consideran que las mujeres del Oriente están discriminadas

  • El sindicato que agrupa a estas profesionales, Satse, reclama a la Gerencia del Área VI que contrate a dos matronas para los centros de salud y ponga fin a esta diferente prestación

Las enfermeras consideran que las mujeres del Oriente reciben una prestación sanitaria diferente a las de otras áreas sanitarias de la región. Así lo indica el Sindicato de Enfermería y Sanidad Satse, que para acabar con esta «discriminación» que afecta a las féminas de los 14 concejos orientales reclama a la Gerencia del Área Sanitaria VI «la contratación urgente de matronas» al ser la de esta comarca «la única área sanitaria de Asturias que no tiene matronas en Atención Primaria». Esta reivindicación, que el Sindicato de Enfermería lleva planteando desde hace tiempo en diferentes ámbitos, se dirige ahora a los responsables del área VI después de que desde la Consejería de Sanidad y el Servicio de Salud del Principado se informara a Satse de que la decisión depende de la Gerencia de zona.

Los centros de salud del Oriente de Asturias carecen de personal específicamente cualificado para proporcionar prestaciones de calidad a las mujeres en cuestiones como el consejo contraceptivo, los embarazos o el amamantamiento de los hijos. «No existe razón para justificar que una mujer no tenga una matrona en su centro de salud, independientemente del lugar donde viva», denuncia la delegada sindical de Satse en el área VI, María José Ordiz García, que insiste en que se está produciendo «una discriminación por razón de lugar de residencia».

El Sespa ha ido incorporando matronas a su plantilla orgánica, excepto en el Área Sanitaria VI, pese a que existen dos plazas de matrona presupuestadas desde hace años que a fecha de hoy siguen sin cubrir. «Esgrimen como razón la carencia de matronas demandantes de empleo, argumento que se aleja bastante de la realidad, puesto que existen matronas en las listas de demandantes en todas las áreas sanitarias, incluida la VI», aclara la delegada de Satse.

La denuncia de esta situación por parte de Satse en el Área Sanitaria VI ante los responsables es histórica y se ha reforzado hace unos meses con sendas cartas remitidas al consejero de Sanidad y al gerente del Sespa pidiéndoles medidas urgentes. La respuesta ha sido que la decisión de contratar matronas para Primaria debe tomarla la Gerencia del área. La atención a la mujer incluye la promoción, la prevención y la educación para la salud desde la pubertad a la menopausia, abarcando todas las etapas de su vida, que debe ser proporcionada fundamentalmente desde Atención Primaria y que incluye actividades de educación maternal en los periodos de embarazo, parto y puerperio. «El profesional cualificado para proporcionar estos cuidados es la matrona», concreta Ordiz.

«Las mujeres del Oriente no son asturianas de segunda y las autoridades sanitarias tienen el deber de poner fin a esta lamentable situación de discriminación que es perjudicial tanto para los usuarios como para los trabajadores», denuncia. Se debe dar cobertura y cumplimiento al Plan de Atención Integral a la Mujer, que recoge una serie de prestaciones asistenciales que abarcan prácticamente toda la vida de la mujer desde la pubertad hasta la edad adulta y que insta a las Comunidades Autónomas a dotar a sus servicios de salud de los materiales necesarios para dicha profesión así como de los profesionales cualificados.

Menor dotación de material

Saste detecta también en el Área Sanitaria del Oriente diferencias en cuanto a la dotación material y denuncia que el hospital de Arriondas, cabecera de esta zona, está menos dotado que otros, con equipamientos obsoletos. «Mientras que una mujer en determinados hospitales puede parir a sus hijos incluso en una piscina, las que lo hacen en este hospital no cuentan ni siquiera con un monitor cardiotográfico fiable para detectar una alteración en el registro cardiaco fetal, habida cuenta del grado de deterioro que tienen estos monitores a causa de la inevitable obsolescencia», denuncian desde el Sindicato de Enfermería y Sanidad.